Benchmark Capital ha puesto fin a su guerra contra Travis Kalanick. La demanda que presentó contra el antiguo CEO de Uber el pasado mes de agosto ha sido desestimada permanentemente este jueves 25 de enero, lo que supone una preocupación menos para Kalanick.

El inversionista de Uber comenzó la disputa legal contra Travis Kalanick después de que este fuera forzado a abandonar su puesto el pasado mes de junio. De hecho, Benchmark fue uno de los actores que lideraron la decisión de expulsar al que también había sido fundador de la plataforma. Pero no se contentaron con eso y, meses después de la salida de Kalanick, el inversionista le demandó por fraude e incumplimiento de contrato.

Un inversionista de Uber demanda a Travis Kalanick por fraude

El objetivo era evitar que el antiguo CEO volviera a la compañía como miembro de la junta, un movimiento que, al parecer, estaba intentando llevar a cabo juntando a sus socios más leales. Una vez presentada la demanda, Benchmark Capital afirmó que pondría todos sus esfuerzos en seguir adelante hasta que se aprobaran una serie de reformas que restaban el poder de Travis Kalanick en la empresa. Estas fueron puestas en práctica el pasado 18 de enero, lo que supone que el inversionista ha conseguido lo que quería y ha decidido apartarse definitivamente de la medida legal que presentó en agosto de 2017.

Al parecer, una de las consecuencias de estas reformas podría tener una relación con la presunta venta del 29% de la participación de Kalanick en Uber. El antiguo CEO recaudaría alrededor de 1.400 millones de dólares con esta transacción liderada por Softbank Group Corp.

Travis Kalanick planea vender el 29% de su participación en Uber

Travis Kalanick solicitó tras la presentación de la demanda un arbitraje y consideró que la medida tomada por Benchmark como un ataque personal. La denuncia, aunque estaba basada en acusaciones reales sobre los intereses del antiguo CEO para ganar poder en la compañía, pudo tratarse de una estrategia para acabar definitivamente con la sombra de Kalanick en Uber. Las malas prácticas de uno de los fundadores fue motivo de diversos escándalos de la compañía y lo que provocó que su marcha fuera forzada.

Dara Khosrowshahi, el nuevo CEO de Uber, pretende ahora poner fin a los problemas y fomentar nueva imagen de la compañía basada en el reconocimiento de los errores y en nuevas reformas que conviertan a Uber en un aliado en lugar de un enemigo.

Dara Khosrowshahi: «Las cosas en Uber se hicieron mal, ahora intentamos hacer lo correcto»

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.