Apple sigue buscando formas de atraer talento a sus plataformas mejorando las herramientas de desarrollo de software en iOS. El más reciente movimiento en este sentido es la compra de Budybuild, una startup que integra algunos de los pasos fundamentales del desarrollo de apps, simplificando la iteración de aplicaciones, automatizando la complicación de apps cada vez que se envía una versión nueva a Github, Bitbucket o Gitlab y simplificando el proceso de enviar nuevas versiones al App Store o Play Store.

También ofrece soluciones para recibir retroalimentación y obtener más información de por qué un app ha fallado, incluyendo videos en que se muestra qué estaba haciendo el usuario cuando la app falló. También permite que quienes usan la aplicación puedan enviar mensajes al desarrollador con capturas de pantalla de lo que estaba sucediendo.

Como parte de la compra, Buddybuild se integrará directamente en Xcode, aunque aún no hay fecha final para que eso suceda. Mientras tanto todos los clientes actuales de la startup van a poder seguir usando el producto, pero no aceptan nuevos clientes.

La compra de Buddybuild significa que las herramientas disponibles para Android dejarán de funcionar a partir de marzo de 2018. No es la primera vez que Apple hace un movimiento similar. En su momento, cuando compraron Testflight suspendieron la posibilidad de usarlo en el sistema operativo de Google, un golpe importante para el ecosistema, considerando lo popular que era el producto.

No se han especificado detalles financieros de la compra, no hay números aproximados y por el momento la startup y sus 40 empleados se quedarán en Vancouver.