Uno de los tantos problemas con los que tiene que lidiar Uber es la política mexicana. El pasado 8 de diciembre, la empresa tuvo que suspender el cobro en efectivo de los viaje en Puebla por disposición del Congreso. Por ello, ha interpuesto un amparo contra las modificaciones a las reformas de la Ley de Transporte en este estado que se realizaron en octubre pasado tras los asesinatos de dos universitarias que usaron este tipo de servicio.

Carlos Olivos, director de comunicación de Uber en México, explicó que algunas de ellas atentan contra los derechos de los socios, afectan sus ingresos y aseguró que en nada ayudan a mejorar la seguridad de los clientes. También criticó la prohibición del cobro en efectivo, así como la discriminacióninvasión a la privacidad de los socios conductores y clientes. En un comunicado, Uber indicó que esta forma de pago es crucial para poder atender a quienes no tienen tarjetas de crédito:

Para continuar siendo una opción de transporte para las personas que pagan en efectivo y para mantener las ganancias de los conductores-socios, la compañía ha decidido tomar, como último recurso, las acciones legales correspondientes y solicitar una apelación.

La Ley de Transporte especifica que las empresas deben usar "pagos electrónicos", pero Uber siguió ofreciendo a los usuarios del estado de Puebla la opción de pagar en efectivo una vez que la ley entró en vigencia el 7 de noviembre. Además, la empresa sostiene que el lenguaje de la ley no prohíbe expresamente los pagos en efectivo.

Las autoridades a lo largo de América Latina han tratado de frenar el uso de los cobros en efectivo porque los conductores podrían convertirse en blancos de la delincuencia. En México, también debido a preocupaciones de que permitir el efectivo pone a Uber en competencia directa con los taxis tradicionales.

Las modificaciones a la ley se realizaron para que las empresas pudieran ofrecer más información de los conductores en investigaciones como respuesta al homicidio de Mara Fernanda Castilla por parte de un conductor de Cabify y luego de Mariana Fuentes a mano de cuatro atacantes que bajaron de un vehículo registrado en Uber. Además, se descubrió que una decena de choferes estaban involucrados en robos.

Asaltos y violaciones: la cara y cruz de los problemas de Uber en México

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.