En el capítulo 8x07 de The Walking Dead, llamado "Time After", conocimos el dilema de Eugene, uno de los personajes más peculiares de la serie, y vimos como avanzan los planes de Rick y compañía.

Te recordamos no seguir leyendo este episodio si no has visto The Walking Dead 8x07.

Ah, Eugene, Eugene. Este personaje que conocimos en la temporada 4 y que viajaba al lado del desaparecido Abraham y Rosita se volvió eje y clave en este episodio. Si bien siempre hemos sabido que es un cobarde, en este episodio se superó él mismo al no poder reconocer las alianzas y las viejas "amistades" y sólo a buscar la posibilidad más tangible de salvar su pellejo.

Primero lo vimos con Dwight quien cada vez siente mucho más cerca que Euguene vaya de bocazas con el temible Negan. Por otro lado tienen cada vez menos tiempo, el Santuario está a punto de caer en ruinas con la enorme horda que lo rodea.

Así, Eugene se la pasa de un lado al otro escuchando como todos lo amenazan y le advierten que debe actuar como le dicen. Una cosa es clara: Euguene solo ve por él mismo, no importa a cuántas personas deba traicionar... sí, porque él no crea lazos, eso parece. Más que nunca extrañamos a Abraham...

A quien también vimos en acción fue a Rick. Luego de que su negociación con Jadis terminó mal y él acabó en un contenedor. Durante este episodio vimos como Jadis le toma fotos y luego cómo lo enfrenta (otra vez) a un caminante con una peculiar máscara de picos. (A pesar de que esta gente del basurero es traicionera y mercenaria tienen estilo para decorar a sus caminantes, no hay duda).

Rick, como siempre, usa su habilidad y maña para quitarse al caminante y a los guardias de Jadis, incluso a esta misma que para aplacar la victoria del invencible Rick intenta dispararle. Luego de ganar, Rick le exige su ayuda y le dice que solo tienen que ir a ultimar a Negan y compañía.

Mientras Eugene tiene su lucha interna y Rick se bate con un caminante estrafalario, Daryl, Morgan, Tara y Michonne intentan acorralar aun más a los Salvadores sobrevivientes. Daryl conduce un camión para estrellarlo en la fachada del Santuario para que la horda entre a raudales. Rosita es la única que se niega a seguir con el plan pues dice que antes no pudo esperar y terminó todo muy mal. Y es cierto, pero se le olvida que estas son otras circunstancias.

Cuando todo parece ir bien para Rick y compañía, el cobarde (y nefasto) Eugene arde de miedo al ver la horda entrar en el Santuario. Este shock le hace olvidar la pequeña gota de compañerismo que pudiera haber sembrado el padre Gabriel cuando habló con él. Este ex-cobarde sabe de lo que habla cuando le pide a Eugene hacer lo correcto y que debe ser capaz de sacar ventaja de la desventaja.

Así, con el Santuario diezmado y Rick con aliados la balanza parece ponerse del lado de la rebelión. Sin embargo, Rick descubre que el Santuario está abandonado y la horda se ha disipado. Con seguridad Eugene logró sacar a todos de ahí (él por delante, claro, solo un paso atrás del propio Negan).

El octavo episodio, llamado "How It's Gotta Be" será el episodio final de la midseason y parece ser que tendremos una muerte significativa del grupo principal. Ya veremos qué tal y como nos va con este episodio y la espera hasta febrero del 2018.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.