Desde el lanzamiento de Samsung Pay, la compañía surcoreana no ha dejado de trabajar con las principales entidades españolas para hacer que sus tarjetas sean compatibles con sus servicios. BBVA, la gran ausente, ya permite identificarse en los terminales Samsung compatibles con reconocimiento de iris, abriendo la puerta a llegar pronto al servicio de pagos. Después de todo este proceso de expansión, han anunciado que lanzan Samsung Rewards, un **sistema de recompensas en las compras, como tradicionalmente han hecho grandes superficies, gasolineras o entidades financieras.

Las recompensas de Samsung Pay tienen un funcionamiento bastante simple, dividiéndose mediante un sistema de obtención que puntos acumulables según la categoría de usuario que logre cada individuo. Así, serán bronce los usuarios que hagan hasta 10 transacciones al mes, con 10 Samsung Rewards por transacción, plata quienes hagan de 11 a 20 transacciones al mes, ganando 15 Samsung Rewards por cada una, y oro para quienes hagan de 21 a 50 transacciones.

Estos son los bancos soportados por Samsung Pay.

La categoría se mantendrá el mes siguiente de haberla obtenido, y de haber cambio hacia arriba o hacia abajo, se realizará automáticamente, sin que el usuario tenga que demandarlo. Los puntos tendrán validez en el plazo de un año, tras el que caducarán, y podrán canjearse por regalos. Se trata de la clásica estrategia de fidelización. Si hasta ahora han lanzao campañas como el Samsung Pay Day, con el que regalaban 10€ a usuarios por el mero hecho de usar el servicio para pagar, ahora se trata de que se haga uso de la plataforma en cada transacción.