El primer ministro de Rusia, Dmitry Rogozin, dio a conocer a un canal estatal ruso que la **pérdida del satélite** que lanzaron hace un mes se debió a un «vergonzoso **error de programación**» y que su costo era de 2.6 billones de rublos (unos **45 millones** de dólares), informó *The Guardian*.

El pasado mes de noviembre, la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), anunció que **perdió contacto** con el **satélite meteorológico Meteor-M** tras su despegue desde el nuevo cosmódromo de Vostochni, ubicado en **Siberia**, en el lejano Oriente del país. El problema fue que el cohete Soyuz 2-1B que transportaba el satélite había sido programado con las **coordenadas de incorrectas**, pues en su lugar le dieron el rumbo como si hubiera despegado del cosmódromo de Baikonur, ubicado en **Kazajistán**, en la provincia de Kyzylorda, el cual fue construido por la Unión Soviética.

El cosmódromo de Vostochni es el primer sitio de **lanzamiento de cohetes civiles** en Rusia. El cohete perdido **también transportaba 18 microsatélites** pertenecientes a diferentes compañías comerciales, de ciencia e investigación de Rusia, Suecia, Estados Unidos, Japón, Canadá y Alemania. No es la primera vez que las ambiciones espaciales rusas se han visto en aprietos. En 2015, el presupuesto del programa Roscosmos fue recortado. En abril del año pasado, el evento en presencia del presidente, Vladímir Putin, del **primer lanzamiento de un cohete** desde esta plataforma **se pospuso un día** debido a una falla técnica. Ahora, perdieron un satélite por configurar el lanzamiento desde una plataforma equivocada.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.