El episodio final de la tercera temporada de Mr. Robot fue emitido para cerrar una intensa entrega de emociones, de subidas y bajadas como si de una montaña rusa se tratara. También dejó la puerta abierta para la trama de la (recién confirmada) cuarta temporada.

Te recordamos no seguir leyendo si no has visto el episodio "eps3.9_shutdown-r".

Llegamos a la recta final de la temporada con una trama complicada para todos los personajes principales de la serie. También pudimos ver como nuevas alianzas se formaron y como el peor enemigo no siempre quiere destruirnos.

Recordemos que Ángela fue abordada por unos tipos al final del episodio anterior y por fin supimos que se trató de la gente de Price quien, para nuestro asombro, le hace una revelación impactante a esta chica: él es su padre biológico. Cuántas cosas comprendemos con este secreto que se desvela...

Por otro lado, Darlene permanece cautiva por el FBI y Santiago intenta sacarla de ahí, tal y como se lo indicó Irving. Claro que Dom se da cuenta y los alcanza en el estacionamiento pero Santiago la golpea y a este no le queda más remedio que llevársela también.

Grant y su grupo de temibles guardias van a buscar a Elliot a su departamento pero él se oculta. Este chico ya no sabe donde encontrar respuestas así que recurre a su mayor aliado: Mr. Robot. Este paso en la trama es muy interesante porque por fin estas dos partes que lo conforman se han puesto de acuerdo y se dirigen hacia un mismo objetivo: salvar a Darlene. ¿Esto es casi como sanar su mente dividida?

Cuando Elliot busca pistas para dar con el Dark Army es el mismísimo Irving quien lo (¿los?) encuentra. Así es como Elliot (y Mr. Robot) Darlene, Dom y Santiago son reunidos en la lejana cabaña donde se ocultó Tyrell anteriormente. Se aparecen por ahí, Grant y compañía así como el temible Leon.

Con todos en el lugar, Irving comienza la limpieza y se lleva a Dom y a Santiago.(¡Vaya con este bronceado vendedor de autos!) amenaza a ambos con el hacha pero termina matando al indefenso Santiago. Entonces le da una mala noticia a Dom: ahora ella será parte del Dark Army. Esta chica inquebrantable se rehúsa pero Irving comienza a decirle los nombres de su familia y amigos... si será siniestro este hombre. A Dom, claro, no le queda más que no decir nada.

Es muy interesante como presentaron entrelazadas la historia de Ángela y la de los personajes reunidos en la cabaña, pues nos demostraron (tal como dice Elliot al final del episodio) que todo tiene que ver con el 1%, ese formado por los poderosos del mundo y de cómo estos lo manejan a su antojo.

Cuando Grant está a punto de terminar con Darlene, Elliot le dice que él tiene control sobre todo el Dark Army y que puede ayudar a Whiterose a sus planes. Una vez más deja ver que es un chico sumamente brillante y peligrosos si se lo propone. Cuando están a punto de ejecutar a Darlene, Leon recibe una llamada y acaba con los guardias de Grant y le pasa a este el teléfono: es Whiterose. Ella le dice que él jamás ha comprendido el valor y potencial de Elliot, también le dice que lo ama. Grant decide hacer lo que sabe es mejor para él: quitarse la vida.

Con estos intensos hechos a Dom no le queda más que dejar que Elliot entre a la red del FBI. Es entonces que Elliot se da cuenta de que siempre hubo un respaldo para revertir el hack y que estos fueron hechos por Mr. Robot. Esto nos demuestra que, aunque Elliot siempre ha luchado con su alter ego, este no actuaba en su contra.

Con Elliot y Mr. Robot siendo amigos y recuperando las llaves más importantes para el mundo que se encuentran encriptadas en las memorias más entrañables de Elliot y su padre, el mundo está a salvo gracias a este hacker con problemas de personalidad y ansiedad crónica.

Una escena postcréditos nos sorprendió. Primero por ser tan larga y sui generis, también porque el antiguo enemigo de Elliot de la primera temporada regresó. Se trata de Fernando Vera. ¿Lo recuerdas? Es el mafioso de la primera temporada que le quitó la vida a Shayla. Parece ser que en la cuarta temporada lidiaremos con este tipo...

Por último te agradecemos seguir semana a semana estos recaps. Nos veremos el siguiente año para comentar lo que ocurre con Elliot y compañía. Hasta luego, Friend.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.