Las guerras de patentes siguen dando de qué hablar esta semana. Este viernes 1 de diciembre, la Corte Internacional de Arbitraje ha ordenado a Blackberry pagar 137 millones de dólares a Nokia para resolver una disputa por el incumplimiento de un contrato de licencia de una patente. Dicho acuerdo fue firmado en 2012, pero el litigio sobre el mismo comenzó en 2016.

Aunque no se especificaron los detalles sobre el contrato, el dictamen emitido a principios de esta semana señala que BlackBerry no hizo ciertos pagos a Nokia en virtud del mismo. Pero lejos de dar carpetazo al asunto, la empresa canadiense declaró en un comunicado que iniciará una nueva disputa contra la finlandesa por otra patente:

BlackBerry está decepcionada de que el Tribunal de Arbitraje no estuvo de acuerdo con nuestros argumentos en el caso, pero aceptamos su decisión. Esta decisión no cambia la afirmación de BlackBerry de que Nokia está infringiendo nuestra propiedad intelectual y continuaremos buscando enérgicamente recursos legales tanto en los Estados Unidos como en Alemania.

En una querella diferente, BlackBerry demandó a Nokia el pasado mes de febrero por supuestamente infringir 11 de sus patentes. John Chen, CEO de la canadiense, ha señalado anteriormente que cobrar licencias por su cartera de unas 40.000 patentes de la empresa es clave para su estrategia de negocio.

👇 Más en Hipertextual