Las consolas siguen siendo el punta del iceberg para el juego masivo. Los multijugadores online y los juegos como servicio se han instaurado poco a poco en el colectivo consolero, cuando hasta hace bien poco estaban enfocados sobre todo en el PC. El concepto de jugador ha cambiado, tanto que desarrolladores y compañías están buscando nuevas formas de contentar a todo el público.

El juego online, e incluso las campañas para un solo jugador tiene la característica intrínseca que son asociales: sí, hay un núcleo masivo de jugadores dispersados por la red, pero ha eliminado de la ecuación el componente social local en detrimento de la socialidad online. En medio de todo esto, los desarrolladores también ha estado experimentando con el componente social local. Si bien es cierto que los multijugadores locales han caído en número y en propuestas, sigue habiendo un núcleo de jugadores que buscan algo más que las propuestas generalistas de las grandes productoras.

Tiempo atrás, títulos como Rock Band, SingStar, Just Dance o Buzz, se postularon como propuestas de multijugador local con las que abrir la puerta a un nuevo tipo de jugador y, sobre todo, dar más oportunidades al público general de abrazar las consolas para algo más que para el multijugador online. Contacto cercano, amigos y conocidos en la intimidad de nuestro hogar, unidos por los videojuegos; esa es la propuesta principal del multijugador local.

En algún punto, y sobre todo con la llegada de nueva generación, quitando honrosas excepciones, nos habíamos olvidado de este punto. La llegada de la Realidad Virtual separó aún más si cabe el aislamiento del jugador dentro de su propio mundo, y poco a poco el multijugador local pasó a ser una cuestión excepcional dirigido a un público de nicho, aunque afortunadamente las cosas están cambiando.

Y lo está haciendo de una forma muy interesante. En primer lugar, es una apuesta de Sony y de sus desarrolladores principales y aunque esto podría ser un detalle menor, la cuestión es que los japoneses llevan la delantera del mercado en esta generación, tanto en número brutos de consolas vendidas como de propuestas diferenciadas para su plataforma. En segundo lugar, dejamos de lado el hardware extra para centrar parte de la experiencia de juego en el móvil. La segunda pantalla: consola y smartphone nunca se habían llevado tan bien como ahora.

Así nace PlayLink, la propuesta de Sony para devolverle el esplendor al multijugador local, con varias propuestas de juego pero todas con el mismo concepto: juego social en casa, combinando la potencia de la PS4 con la versatilidad que ofrece el smartphone, cada uno con el suyo, de hasta seis jugadores y con alternativas para todos los públicos. Y aunque puede parece una cuestión menor, lo cierto es que se trata de una propuesta magistral para resucitar ese mercado y, sobre todo, dar a jugadores y familias de acercarse al videojuego social sin más inversión que la consola que ya hay en más de 60 millones de hogares.

Intenciones Ocultas y Saber es poder, las opciones más interesantes de PlayLink

Las dos propuestas principales: “Intenciones Ocultas” y “Saber es Poder”, aunque también llegan “Singstar Celebration” y ya estrenado en el Plus “Has sido tú”. El primero viene con la firma de Supermassive Games, que a muchos les sonará del magistral Until Dawn. El segundo, con la de un estudio algo más modesto pero también conocido por Buzz!, Wish Studio. Hemos visitado ambos estudio y hablado con sus desarrolladores, y hemos sacado más o menos las mismas conclusiones pese a los títulos son diametralmente diferentes entre sí (pero con Playlink como denominador común): este reboot del multijugador local ha venido para quedarse, y lo cierto es la propuesta por sencilla para el jugador resulta especialmente atractiva para todo tipo de públicos.

Intenciones Ocultas, al igual que Until Dawn, es una suerte de película virtual interactiva de suspense y toques de acción. Según nos contaron sus creadores, está inspirada en películas como Se7en o El Silencio de los Corderos, y lo cierto es que con las pruebas que hicimos del juego, este extremo nos quedó más que confirmado. De hecho, la atmósfera del juego es similar a Until Dawn, y tendremos que tomar también decisiones en tiempo real en una suerte de quicktime events, y aquí llega el dinamizador: el juego funciona con PlayLink, por lo que el mando será el smartphone. Y otro punto interesante: necesitas de la colaboración (si juegas en modo normal) o del conocimiento sobre ellos (si es competitivo) para poder avanzar la historia, puesto que habrá que coordinarse para dar a la ver a la opción, dentro del juego, que nos resulte atractiva en cada momento.

Al igual que Until Dawn, sus desarrolladores nos contaron que el título tiene un sin fin de posibilidades en función de las decisiones que tomemos así como finales posibles, que variarán según las variables de nuestras decisiones pasadas, aunque poco que temer: la historia seguirá una línea argumental cuyas conclusiones finales no se verán en gran medida afectadas por las decisiones, por lo que en este punto, el factor película interactiva alcanza su máximo nivel.

Quizás, aunque sus desarrolladores nos comentaron que el título está enfocado a la colaboración entre amigos, es más un título, por nuestras pruebas para jugar en la intimidad, bien con nuestra pareja, bien con un amigo cercano, puesto que en estos días que lo hemos estado probando por nuestra cuenta, se disfruta más de la historia. Eso sí, lo interesante del asunto es que al ser un título de PlayLink cada uno tiene su mando en el smartphone, por lo que puede ir viendo contenido original sobre la historia sin necesidad de ir cambiándose en controlador. De nuevo, una experiencia especialmente gratificante para jugar en pareja y una historia más que interesante que recuerdan a los thrillers de los 90s por estética y argumento, sin duda, un imprescindible a la altura de Until Dawn.

No obstante y por muy interesante que sea Intenciones Ocultas, son títulos como “Saber es Poder”, de Wish Studio, los que sacan todo el potencial a PlayLink. Es en este título tan sencillo donde nos hemos encontrado las posibilidades más interesante a este sistema de Sony. “Saber es Poder” es un multijugador competitivo local de preguntas y respuestas. Un trivial 2.0 para competir con nuestros amigos y desafiarlos a partidas dinámicas que apenas superan los 30 minutos cada una.

Al hacer uso de PlayLink, cada jugador tiene en su móvil las respuestas a la preguntas, por lo que se convierte en una especie de pulsador similar al Buzz!, pero en un móvil personal. El fundador del estudio nos contó que usar PlayLink les permitía generalizar el público, puesto todo el mundo a día de hoy tiene un móvil, que es, junto con la PS4, lo único que se necesita para jugar a este título. Es más no hace falta una conexión a internet, puesto que es la propia consola la que genera un punto WiFi al que se conectan los móvil. Como nos comentaron sus desarrolladores, este fue uno de sus desafíos a la hora desarrollar el juego; al ser un título de preguntas y respuestas, la rapidez es fundamental, por lo que tuvieron que adaptar el sistema para que el toque en el móvil tenga un reflejo inmediato en el juego y en la TV principal, donde se muestran los detalles generales.

El juego tiene más de 1000 preguntas, y está totalmente localizado al Español, incluyendo un doblaje de Dani Mateo que no sabemos si es muy acertado. Sea como sea, “Saber es Poder” demuestra el potencial que título como PlayLink tiene para resucitar al multijugador local en combinación con el móvil y la segunda pantalla, y desde luego puede ser un título estrella para jugar con la familia estas navidades.