A la luz del reciente debate gestado en las redes sociales, el Estudio Brainstorm, productora de esta última edición de Órbita Laika, ha procedido a anunciar su desvinculación oficial del mensaje transmitido en la canción "Anticuerpos" de Nach. Daniel Ventura, socio fundador de la empresa y productor del programa, se ha puesto en contacto con Hipertextual para transmitir la visión de la empresa con respecto a este debate.

"Entendemos el enfado de la comunidad científica"

Según nos informaba Daniel, el equipo completo del programa comprende el malestar generado por la emisión del contenido anticientífico existente en la canción del rapero. "Nosotros asumimos como propio el error y entendemos claramente el enfado de la comunidad científica". ¿Y cómo se ha cometido dicho error? En palabras del productor, la canción no pasó los filtros que tenía que haber pasado.

La emisión de Órbita Laika es en diferido, es decir, los programas están grabados de antemano, por lo que una vez realizado el contenido, montado y editado en post-producción, este es el producto final que se emite en televisión. En este proceso, explica Daniel, existe una maquinaria muy compleja.

"Ocurrió que [la canción] no pasó los filtros que tenía que pasar", nos comenta, "si nosotros hubiéramos sabido que la canción era de contenido anticientífico, obviamente no habríamos dejado que se cantara en el programa". En sus palabras, los tiempos y el flujo de producción impidieron tomar medidas a tiempo. "No hubo tiempo físico de corregirlo, así que nuestra postura fue que, desgraciadamente, tenía que llegar a emitirse porque no teníamos otra opción", asegura.

"En este caso concreto, hubo un problema en la maquinaria y se llegó a emitir una cosa que no se tenía que haber emitido".

Según nos explica, una vez conocido el error, lo único que le quedaba al equipo era comunicar y pedir disculpas por el problema y debate que pudiera generarse al respecto. "Obviamente esto es una canción, y cada cantante puede decir lo que quiera. Pero nosotros [la productora] estamos en completo desacuerdo con lo que afirma el mensaje".

La opinión que incendió las redes

Como explicábamos antes, tal vez todo hubiera quedado en poco más que un debate algo subido de tono, sin llegar a más, si no hubiera sido por la declaración de Joan Gil, quien era director del programa (y en cuyo perfil de Twitter, en estos momentos, todavía se puede ver este cargo) en el momento de producir este capítulo. En Twitter, la opinión de Gil defendía no solo el mensaje de Nach, sino que desmerecía la postura oficial declarada en la misma red social por parte del programa.

"La afirmación de Joan Gil es una opinión personal suya, que no representa para nada la opinión del programa, y que nos gustaría aclarar que dejó de estar vinculado al proyecto antes de que acabara la producción. No por este tema en concreto", aclara, "pero sí hubieron otras discrepancias que hicieron que dejara de estar vinculado al programa antes de acabarlo".

¿Y qué pasa con Nach?

La libertad de expresión es algo muy valioso. Nach puede cantar lo que le venga en gana, y eso está muy bien. Hacerlo en un programa de divulgación científica, pagado con dinero público, no está tan bien. Desde la productora aseguran que Nach fue un invitado muy agradable, participativo y solícito.

"Entendemos que él es libre de cantar lo que quiera, pero nosotros somos libres de no estar de acuerdo", comenta Ventura. "[Nach] fue un gran invitado, participó en todas las secciones y no tenemos nada de qué quejarnos a nivel personal. Pero como programa de ciencia, no podemos estar de acuerdo con lo que afirma en la canción".

Nach Orbita Laika
Nach en Órbita Laika. Fuente: RTVE

En opinión de la productora, "Anticuerpos" trata temas quimifóbicos, basados en falsedades, por lo que manifiestan el total desacuerdo con el contenido, y no con el artista. Hasta el momento, a pesar de los intentos de comunicación, Nach no ha declarado al respecto de este debate.

Por su parte, la productora lamenta que el malentendido esté sobrepasando el valor del contenido que tienen Órbita Laika en la programación televisiva. "Lo que hemos querido no es hacer un programa de ciencia para gente que está interesada en la ciencia, porque no es nuestra vocación. Sino que nuestro encargo por parte de RTVE y FECyT es hacer un programa para alguien que no sabe de ciencia".

"Criticar es muy fácil, y asumimos el error, que es nuestro. Pero nos gustaría que se nos valorara por el conjunto de esfuerzo, de una manera objetiva", comenta. "Como programa de ciencia y entretenimiento, porque no intentamos ser otra cosa, para atraer otro tipo de público, al margen del error, creo que hemos cumplido con el objetivo".