OnePlus acaba de presentar el 5T, un modelo llamado conquistar a aquellos que buscan una pantalla con marcos más reducidos sin renunciar a todo lo bueno de OnePlus. Las variaciones en todo lo que que no concierne al aspecto estético son menores, por lo que realmente el motivo de compra radica en esa nueva pantalla de 6 pulgadas.

Se suma así el fabricante a la fiesta de dispositivos de gama alta de cara a la campaña navideña, que este año está más interesante que nunca gracias a las novedades que hemos ido viendo en los últimos meses. Así queda el nuevo buque insignia de la compañía asiática frente a sus principales rivales a batir.

OnePlus 5T iPhone X Pixel 2 XL Mate 10
Dimensiones 156,1 x 75 x 7,3 milímetros 143,6 x 70,9 x 7,7 mm 157,9 x 76,7 x 7,9 mm 150,5 x 77,8 x 8,4 x mm
Peso 163 g 174 g 175 g 186 g
Pantalla OLED 6" Super AMOLED 5,8" P-OLED 6" AMOLED 6,2"
SoC Snapdragon 835 A11 Bionic Snapdragon 835 Kirin 970
Capacidad 64/128 GB 64/256 GB 64/128 GB 64 GB + microSD hasta 256 GB
RAM 6/8 GB 3 GB 4 GB 4 GB
Cámara principal 16 MP 12 MP 12,2 MP 20 MP
Cámara secundaria 16 MP 7 MP 8 MP 8 MP
Batería 3.300 mAh 2.716 mAh 3.520 mAh 4.000 mAh
Resistencia al agua o polvo ¿? Sí. IP67 Sí. IP67 No
Desbloqueo Lector de huellas, desbloqueo facial FaceID Lector de huellas Lector de huellas
Precio 499 € 1.159 € 959 € 699 €

Resulta evidente que el mayor argumento de venta para este nuevo OnePlus es, como viene siendo habitual en la compañía, el precio. Continúan apostando por las mismas características premium a un precio muy contenido que llama la atención frente a la competencia, siendo un teléfono que, además, gana mucho cuando se tiene en la mano. El modelo de entrada es lo suficientemente atractivo en términos monetarios como para ser una opción a tener en cuenta entre aquellos que no quieran renunciar a prestaciones clave como la doble cámara o pocos marcos.

Hablando de la cámara, llaman la atención de esos 16 megapíxeles del frontal, que pueden ser especialmente llamativos para los más adeptos a los selfies. Lamentablemente, esta no permitirá realizar imágenes en modo retrato con el fondo desenfadado, como sí lo hacen el iPhone X o el Pixel 2 XL.

Con este OnePlus 5T comienza a resultar un tanto intrigante, eso sí, la política de lanzar un terminal nuevo y, cinco meses más tarde, una versión mejorada del mismo. Ya ocurrió el año pasado y, adquiriendo una mirada objetiva, no sale a cuenta invertir en la primera versión si una más actualizada dista menos de medio de año.