Prison Break

Un nuevo caso de agresión sexual en el cine ha salido a la luz. Esta vez, el escándalo ha salpicado al actor de Prison Break Robert Knepper, quien presuntamente atacó a la diseñadora de vestuario Susan Bertram.

La agresión sexual tuvo lugar en 1991, según Bertram, durante el rodaje de la película Gas Food Lodging (Allison Anders). En uno de los días de rodaje en Nuevo México, la diseñadora de vestuario fue a la autocaravana en la que se encontraba el actor para entregarle su ropa. Una de las piezas se le cayó al suelo y, cuando se agachó para recogerla, Knepper metió la mano por debajo de su vestido y agarro su entrepierna "tan fuerte como pudo", informó The Hollywood Reporter.

Posteriormente, el actor la empujó contra la pared hasta que ella logró librarse de él. Salió corriendo de la caravana y tropezó con la puerta, cayéndose de bruces. Cuando llegó al baño, Susan Bertram se dio cuenta de que el actor le había rasgado sus medias y que estaba sangrando por el arañazo durante el ataque. "Simplemente me senté allí y lloré por un rato. Mi vestido estaba roto, estaba sucio", recordó la diseñadora, quien después tuvo que volver a trabajar con él.

La historia fue corroborada por la que era su asistente en 1991, Dominique DuBois, quien afirmó que recuerda cómo Bertram entró conmocionada en su cuarto para contarle lo sucedido. Sin embargo, ninguna de las dos decidió contar la agresión sexual. Uno de los principales motivos, según la víctima del ataque, fue que no contaban con ningún tipo de protección, además de que era uno de sus primeros trabajos dentro de la industria.

"Incluso si hubiera dicho algo, ¿qué iban a hacer? ¿Despedir a su actor principal?", se pregunta Susan Bertram, quien ha reconocido que en las últimas semanas el panorama ha cambiado mucho.

Desde que el escándalo de Harvey Weinstein tambaleó Hollywood, cada vez son más las personas que han denunciado casos de acoso sexual, los cuales han salpicado a actores como Kevin Spacey y Ed Westwick, el director James Toback o Brett Ratner. Sin embargo, estas denuncias no son las que han motivado a Susan Bertram a explicar su experiencia.

Según explicó la diseñadora de vestuario, el vídeo que mostró comentarios de Donald Trump como "cuando eres una estrella, te dejan hacer, puedes hacerles lo que quieras", refiriéndose a las mujeres, y "las puedes coger por el coño, hacer lo que quieras" fue el factor decisivo para Bertram, quien afirmó:

La gente piensa que es una broma, pero eso realmente me pasó a mí.

Hasta el momento, Robert Knepper no ha respondido a la acusación de la diseñadora de vestuario. El actor, además de su papel en Prison Break, también ha trabajado en películas como Hitman, Transporter 3 y The Hunger Games: Moickingjay- Part 2.