Kevin Spacey ya ha sido prácticamente desterrado de la industria de Hollywood. Después de que Netflix despidiera al actor y anunciara que va a grabar la sexta y última temporada de House of Cards sin el personaje de Frank Underwood, el actor Ridley Scott acabó definitivamente con él. El director de la película All the Money in the World ha eliminado todas las escenas en las que aparecía Spacey y las siguen grabando con Christopher Plummer.

El veterano actor a punto de cumplir los 88 años ha dado su primera declaración después de reemplazar a Kevin Spacey y ha afirmado que se siente "terriblemente triste" por las acusaciones de acoso sexual del actor, que empezaron con Anthony Rapp y provocaron que otros hombres contaran sus experiencias. "Kevin es un actor talentoso y es muy triste. Es una vergüenza", añadió Plummer para Vanity Fair.

Sin embargo, el actor de The Sound of Music y The Beginners ha destacado que esta nueva aventura cinematográfica es todo un reto, sobre todo por la rapidez con la que tienen que volver a grabar algunas escenas antes del estreno el 22 de diciembre. Según Christopher Plummer, la película no es una cuestión de remplazo, sino de empezar de nuevo, y está muy emocionado con el proyecto a pesar de las circunstancias en las que se ha dado.

"Estoy muy triste por lo que le sucedió a Kevin, pero ¿qué puedo hacer? Tengo un papel. Admiro a Ridley Scott y estoy emocionado de estar haciendo una película para él". Plummer también recordó que estaba muy interesado en el papel desde antes de que escogieran a Spacey para hacer del multimillonario J. Paul Getty.

Hace mucho tiempo yo estaba en la pelea por [el papel], hace mucho tiempo. Así que estaba familiarizado con eso, y entonces Ridley vino a mí y yo acepté. Yo quería trabajar con él. Él es muy bueno. Me encantó el guion. El guion es maravilloso.

Kevin Spacey y Christopher Plummer no han tenido contacto desde que se anunció que el actor de House of Cards sería reemplazado en All the Money in the World. Por lo tanto, Plummer no ha podido dar detalles de cómo Spacey se tomó la noticia, ni tampoco ha recibido consejo para el papel de Getty.

Roma y Londres han sido los lugares escogidos para un intenso rodaje de diez días de duración en los que se repetirán las escenas de la película en la que aparece el creador del imperio Getty Oil tras el secuestro de su nieto. Mark Wahlberg y Michelle Williams volverán a rodar algunas partes de All the Money in the World.

Plummer afirmó que va a ser difícil tener que recrear ciertas escenas de la producción en un tiempo récord pero al mismo tiempo es algo emocionante. "Estoy acostumbrado a grandes papeles y muchas palabras", concluyó.

Ridley Scott no quería que su película fuera salpicada con los casos de acoso sexual de Spacey y su decisión está por encima de los costos financieros. Los diez días de producción tendrán un costo aproximado de al menos 2.5 millones de dólares por volver a grabar las escenas, postproducirlas y editar los pósters de la película, así como pagar tanto a Plummer como a los actores que tendrán que hacer horas extras para volver al rodaje. Los inversionistas de All the Money in the World Imperative Entertainment se harán cargo de los costos.

El escándalo en torno a Kevin Spacey no solo ha tenido repercusiones graves para le película de Ridley Scott. La serie de Netflix House of Cards ya estaba rodando su sextas y última temporada, hasta que los creadores decidieron parar la producción para despedir a Spacey y pensar en un final alternativo sin Frank Underwood.