Barcelona no será escogida para convertirse en la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Según informó Financial Times, Bratislava (Eslovaquia) y Milán (Italia) son las ciudades favoritas para albergar el macrocomplejo, aunque la votación final tendrá lugar el próximo 20 de noviembre.

La ciudad condal se había posicionado como una de las finalistas más prometedoras para convertirse en sede de la EMA pero el desafío independentista y la inestabilidad política han provocado las autoridades europeas la hayan sacado de la lista, afirmaron fuentes diplomáticas consultadas por el medio.

Los desafíos políticos fueron también el motivo por el cual la Agencia Europea del Medicamento decidió abandonar Londres tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit.

La sede de la EMA se ha convertido en un macrocomplejo de gran relevancia que alberga unos 900 empleados y que ha generado la creación de unas 1.600 empresas en ciudades como Londres.

El próximo 20 de noviembre, la Agencia decidirá cual será el lugar escogido para su próxima sede entre 19 capitales europeas, entre las que se encuentran Amsterdam (Holanda) y Copenhague (Dinamarca).