Apple está trabajando en un sensor 3D para la cámara trasera del iPhone de 2019, según informa Bloomberg. Gracias a estas tecnologías, el teléfono de Apple podría ofrecer un mejor desempeño en tareas relacionadas con realidad aumentada.

Este nuevo sistema, a diferencia de la tecnología TrueDepth integrada en el iPhone X, emite rayos láser sobre los objetos y calcula la distancia respecto a ellos en función del tiempo que tarda el rayo en reflejarse. La mecánica es relativamente similar al que usan los submarinos para detectar objetos cercanos.

Para Tim Cook, CEO de Apple, la realidad aumentada puede cambiar la forma en la que utilizamos la tecnología para siempre.

El desarrollo de este sensor, según Bloomberg, está en una fase de desarrollo muy prematura, y podría no usarse en el modelo final. Algunas de las compañías involucradas en su desarrollo serían Infineon Technologies, Sony, STMicroelectronics y Panasonic.

Para Tim Cook, CEO de Apple, la realidad aumentada puede cambiar la forma en la que utilizamos la tecnología para siempre. El ejecutivo cree que esta tendencia tiene un mayor potencial que la realidad virtual, donde compañías como Samsung, HTC y Oculus han dado grandes pasos hacia delante durante los últimos años.

Bloomberg también informó sobre el actual desarrollo de cascos de realidad aumentada por parte de Apple.

En junio, Apple desveló el framework ARKit como parte de iOS 11. Gracias a esta herramienta, los desarrolladores de la plataforma pueden crear aplicaciones que hagan uso de realidad aumentada con una mayor facilidad y precisión que antes.

Recientemente, Bloomberg también informó sobre el actual desarrollo de cascos de realidad aumentada por parte de Apple. Estos podrían llegar a las tiendas a partir del año 2020.