Si hubiera que recomendar un dron versátil, potente y que tuviera los menos compromisos posibles punto por punto, ese sería el Mavic Pro de DJI. Un dron compacto, con una gran calidad en casi todos los aspectos y que pone en la palma de la mano del cliente la experiencia de la empresa en el sector. Ahora llega un reluciente modelo blanco alpino recién salido de las fábricas para la campaña navideña.

Esta nueva versión llega exclusivamente con Apple, por lo que únicamente podremos adquirir esta unidad mediante las tiendas online de las compañías o desplazándonos a alguno de sus puntos de venta físicos. En cuanto a sus novedades, no hay ninguna en el apartado del funcionamiento, pues cuenta con las mismas características que ya tenía la versión de lanzamiento, la cual ya analizamos en Hipertextual.

Sin embargo, esta versión exclusiva sí llega con algunos añadidos –además de su principal atractivo, el cambio de color– que hacen que la compra sea interesante y que merezca pagar esos euros de más. El Mavic Pro en blanco alpino viene con el control remoto tintado también de este color, dos baterías inteligentes extra, otros dos pares de hélices y una funda para proteger y transportar el dron.

El precio conjunto del pack es de 1.249 euros, que no es tan elevado si tenemos en cuenta que los ardidos lo hacen estar cerca del pack Vuela Más, que también se vende en la tienda de DJI por un precio de 1.499 €.