La cámara tanto frontal como trasera de los nuevos iPhone X y iPhone 8 es una de las características más destacables de los nuevos modelos de los teléfonos de Apple. Sin embargo, la compañía quiere seguir marcando la diferencia en este ámbito y, para ello, ha adquirido la startup InVisage Technologies.

La startup está centrada en nanotecnología para desarrollar soluciones que mejoren la calidad de la imagen en dispositivos con espacio limitado, como es el caso de los smartphones. Las condiciones de la compra no han sido especificadas por ninguna de las dos empresas.

Uno de los proyectos de la startup es QuantumFilm, un sensor que utiliza nanopartículas para capturar luz y que permite tomar imágenes en alta calidad en lugares con poca iluminación.

Según la descripción de InVisage, el material de QuantumFilm "está compuesto de puntos cuánticos, nanopartículas que se pueden dispersar para formar una cuadrícula una vez que se han sintetizado. Al igual que la pintura, esta dispersión de materiales sólidos puede recubrirse sobre un sustrato y dejarse secar". La capa fotosensible permite también que QuantumFilm detecte más fotones, almacene más electrones y reproduzca los colores con mayor precisión.

Si las cámaras de los nuevos teléfonos móviles de Apple ya han conseguido resolver de una buena manera la resolución de las fotografías en lugares con una iluminación poco óptima, la tecnología de esta startup podría mejorar todavía más la calidad de las cámaras en los próximos modelos de iPhone.