El panorama general pinta muy bien para Sony de manera general, con unos beneficios que no dejan de crecer en el ámbito global gracias a la venta de consolas, videojuegos y sensores de imagen para smartphones. En lo particular, la rama que más disgustos les está dando en los últimos tiempos sigue mostrando signos de estancamiento y vuelve a las pérdidas en un segundo trimestre fiscal que pasa sin pena ni gloria en lo que a Mobile respecta.

Los ingresos aumentan en un 3,3% de un año a otro, pero descienden de 181 a 172 billones de yuanes en comparación con el anterior trimestre y los ingresos operativos vuelven a mostrarse en términos negativos. De 3,6 el pasado trimestre y 3,7 hace un año, estos descienden hasta los -2,5 billones, lo cual supone una pérdida de 22,1 millones de dólares desde el mes de agosto.

Las ventas de teléfonos se mantienen desde el trimestre pasado en los 3,4 millones unidades, pero esto supone un descenso de 0,1 millones respecto al mismo periodo de 2016. La razón de que las pérdidas vuelvan a ser protagonistas la encontramos en unos componentes que ahora resultan más caros, una comercialización que cada se pone más cuesta arriba y el impacto negativo del yen frente al dólar. Todo ello vuelve a poner en una situación a Sony de la que no consigue salir y convierten a Mobile en la única división que pierde dinero este trimestre.

https://i.hipertextual.com/2017/10/31/EvolucionIngresosSonyMobileQ22017.png

##Borrón y cuenta nueva

A la compañía asiática lo único que le queda por hacer en estos momentos es aguantar el tipo durante los últimos meses del año (su tercer trimestre) y comenzar a pensar en 2018. Con unos gama alta como el iPhone X, el Galaxy Note 8 o el Huawei Mate 10, Sony lo tiene más difícil que nunca de cara a esta campaña navideña, donde las cosas pueden ponerse feas de verdad. La reacción, no obstante, parece estar fraguándose ya en su cuartel general.

Sony cambiará (por fin) el diseño de sus teléfonos móviles

El año que viene llegarán nuevos móviles que abandonarán de una vez por todas el diseño que lleva siendo la tónica en los terminales de Sony durante los últimos años. Este es uno de los pilares que han que cambiar necesariamente para volver a adquirir competitividad y, al fin, lo veremos en 2018. Es hora de que la compañía encuentre de nuevo el camino hacia la rentabilidad, y no pueden demorarse mucho en hacerlo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.