Piratas informáticos norcoreanos han robado una gran cantidad de **documentos clasificados** del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, que incluyen información sobre **proyectos militares** entre el país y Estados Unidos y un plan para **asesinar al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un**.

El legislador norcoreano **Rhee Cheol-hee** confirmó el robo y especificó que los hackers consiguieron **239 gigabytes de información** durante su ataque a los ordenadores militares del Centro de Datos Integrados de Defensa perpetrado el mes de septiembre del año pasado.

El **80% de los documentos robados todavía no han sido identificados**, pero en la información recogida hasta ahora se ha podido confirmar que entre la información robada se encuentra el plan **OPLAN 5015**, un plan de guerra entre Washington y Seúl, y **OPLAN 3100**, un itinerario para actuar ante un posible ataque de Corea del Norte.

Rusia es el nuevo proveedor de acceso a internet de Corea del Norte

Además, los piratas informáticos han conseguido hacerse con información sobre el **personal militar**, maniobras e instalaciones de su país vecino.

Según la agencia de noticias norcoreana Yonhap, el país ha estafo sometido a varios ataques cibernéticos por parte de Corea del Norte y muchos de ellos tenían como objetivo **sitios web del Gobierno de Corea del Sur**.

El país liderado por Kim Jong-un **ha negado las acusaciones**.

El robo cibernético ha tenido lugar en medio de la **tensión creciente** entre el presidente de Estados Unidos, **Donald Trump**, y el mandatario norcoreano. Ante el aumento de las pruebas de misiles por parte de Corea del Norte, Donald Trump ha instado a Kim Jong-un a cesar estas prácticas, pero hasta ahora no ha conseguido su objetivo.

El pasado 7 de octubre, Trump escribió en su cuenta de Twitter que después de que se haya intentado el diálogo con el país sin conseguir mejoras, **"lo siento, ¡solo una cosa funcionará!"**.