La aparición de los modos avanzados con doble cámara en smartphones es, sin duda, el mayor hito de la fotografía móvil en mucho tiempo. Hemos pasado por momentos clave como el aumento del tamaño de los sensores y de su resolución, la llegada de los modos HDR o la llegada de los estabilizadores ópticos, y todos han sido relevantes en la construcción del modelo actual. Ahora esas bases son suficientes para acercarse más que nunca a cámaras profesionales mediante fotografía computacional.

La buena noticia es que, pese a lo que se piensa generalmente, el modo retatro, principal adalid de esa fotografía computacional junto a modos HDR avanzados, no requerirá per se de una doble cámara con distintas distancias focales o gamas cromáticas, sino que gracia a algoritmos y a los nuevos sensores ISOCELL Fast 2L9 con Dual Pixel (estrenados en el Galaxy S7), Samsung será capaz de captar profundidad y aplicar efecto de desenfoque.

Así, la compañía surcoreana podrá brindar a un número mayor de usuarios las posibilidades que ya ofrece la cámara dual del Samsung Galaxy Note 8, que eso sí, además de captar la profundidad añade un "zoom óptico" 2X y mayor calidad hasta 10X, frente a las lentes únicas, que se tienen que conformar de momento con una única distancia focal.

Es decir, que si bien es probable que con estas soluciones se puedan lograr retratos muy parecidos a los de una cámara profesional, por distancia y encuadre, el aspecto nunca será el del clásico retrato hecho con un objetivo de 50 milímetros (distancia focal similar a la del Note 8, 52 mm), pues los terminales convencionales con una lente suelen emplear grandes angulares, que quedan a la mitad, unos 28 milímetros.

El sensor con Dual Pixel ISOCELL Fast 2L9 llega con un tamaño por píxel que se reduce de 1.4μm a 1.28μm, pero que rinde mejor en cuestiones como el enfoque, la detección y el seguimiento de objetos incluso en baja luz, sin necesidad de bulto en la parte trasera. A esta apuesta, Samsung suma el ISOCELL Slim 2X7, el primer sensor cuyos píxeles bajan de 1.0μm, pues su resolución es de 24 megapíxeles, cifra que Samsung nunca ha equipado en terminal alguno. Pese a ello, afirman que el ruido no