La presencia de Apple en el mercado chino vuelve a aumentar tras varios trimestres de decrecimiento interanual. Los datos recogidos en el último informe de Canalys estiman un crecimiento del 40% respecto al mismo trimestre del año anterior, fijando el número de unidades distribuidas en 11 millones.

La buena acogida del iPhone 8 (y su variante Plus) junto con la tendencia alcista del mercado chino parecen ser las principales razones de este crecimiento.

En 2014 y 2015 —coincidiendo con el lanzamiento del iPhone 6 y 6 Plus—, Apple logró una excelente tracción en el mercado chino.

En 2014 y 2015 —coincidiendo con el lanzamiento del iPhone 6 y 6 Plus—, Apple logró una excelente tracción en el mercado chino, el cual llegó a convertirse en una de sus principales fuentes de ingresos durante varios trimestres. De hecho, llegó a vender un mayor número de iPhone en China que en Estados Unidos.

Durante 2016, en cambio, la recesión comenzó a hacerse patente. Apple no logró captar la atención del mercado chino y sus ventas cayeron un 22% respecto a 2016, según datos oficiales. Las cifras recogidas por Canalys, afortunadamente, parecen haber dado una pequeña tregua a la empresa californiana.

Apple no logró captar la atención del mercado chino y sus ventas cayeron un 22% respecto a 2016

Eso sí: sus principales rivales en el mercado asiático (Xiaomi, Vivo y Huawei) también han logrado incrementar el número de unidades distribuidas respecto al trimestre anterior. Solo Oppo ha sufrido una ligera caída respecto al tercer trimestre de 2016.

Un rasgo característico del mercado chino de smartphones es la alta volatilidad y gran diversidad de la que goza, a diferencia de otros mercados más asentados como el europeo o el estadounidense. Esta situación puede jugar a favor de Apple durante los próximos trimestres —siempre que el portfolio de productos y el oleaje del mercado acompañen—.