Los meses de verano suelen ser los más relajados en lo que a emprendimiento se refiere. Los exits esperan a final de año, las grandes rondas de financiación se cierran antes de la época estival y, básicamente, el mundo se para. Llega septiembre y, como todos los años la primera convocatoria del inicio del curso escolar es la del Souht Summit que vuelve este año en su cuarta convocatoria. Su primera llamada, antes del evento que tendrá lugar entre el 4 y 6 de octubre en La Nave, es el mapa del emprendimiento generado a partir de las startups que se presentan al evento.

Con una muestra de 1.585 proyectos analizados un dato relevante es aquel que se vincula directamente a la facturación de las compañías. En concreto, sólo el 14% de ellas logra tener un EBITDA positivo, lo cual deja en números rojos al 86%. Sin embargo, María Benjumea, fundadora de Spain Startup, explica que es un dato alentador "teniendo en cuenta que las startups presentadas no tienen más de 5 años de vida y que gran parte de ellas se quedan por el camino". Lo interesante de este punto sigue siendo el hecho de que la madurez de las empresas está aumentando con el paso de las convocatorias. Es decir, la gran mayoría siguen siendo proyectos que están dando sus primeros pasos, pero poco a poco la industria del emprendimiento está cogiendo tracción en el ecosistema (casi el 9% cuenta con algo más de 5 años de vida). Pero este dato no se queda sólo en España; de las presentadas, el 47% son de origen español; lo que en términos generales explican una dimensión internacional creciente de los proyectos.

El fracaso, una de las cuentas pendientes del emprendimiento español, se está dejando atrás con el paso de las convocatorias. Así lo demuestra, al menos el mapa del emprendimiento que refleja el hecho de que casi el 48% de los participantes son reincidentes varias veces montando empresas. Además de que su rechazo a emprender decrece con cada empresa. De todos los presentados, cuentan, el 54% de ellos tuvo una empresa que falló como proyecto y el 32% pudo venderla. Sin embargo, aquí se guarda un dato preocupante: no hay mercado de exits en España, de momento. Al sur de los Pirineos sólo se hay un 29% en ventas (mucho menos que en Latinoamérica y Europa). Una cuenta pendiente junto con la de la financiación que, como explica Benjumea, sigue sin estar profesionalizada por completo.

Como siempre, el quebradero de cabeza de cada año es el tema de la mujer. Cifras estáticas que demuestran que ni hay mejoras ni ha empeorado. El 18% de los proyectos pertenecen a mujeres, lo cual no es ni una cuarta parte del total; el punto fuerte radica en el hecho de que, de media, los proyectos lanzados por mujeres duran más tiempo. Eso sí, la realidad del emprendimiento es que el hombre universitario de 36 años con experiencia en el mundo laboral sigue marcando la pauta.