El monopolio de los taxis en el aeropuerto de la Ciudad de México podría tener los días contados. Después de que la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados Federal propusiera una reforma a dos leyes con el objetivo de regular los servicios de transporte privado en los aeropuertos mexicanos, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) ha multado cinco grupos de taxistas y cuatro personas por prácticas monopólicas en el aeropuerto de la capital.

Las agrupaciones Confort, Porto Taxi, Sitio 300, Yellow Cab, Nueva Imagen y cuatro representantes de algunas de estas compañias fueron sancionados por realizar un acuerdo para aumentar de manera coordinada sus tarifas. La multa a la que se enfrentan es de 23 millones 627 mil pesos, la máxima que permite la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) teniendo en cuenta la capacidad económica de los agentes sancionados.

La Cofece denunció el caso en un comunicado este lunes 11 de septiembre:

En el expediente (DE-009-2014), la Comisión acreditó que los agentes económicos sancionados realizaron un acuerdo con el objeto y efecto de fijar, elevar, concertar o manipular el precio al que era ofrecido el servicio de taxi, conducta que actualiza el supuesto previsto en la fracción I del artículo 9 de la anterior Ley Federal de Competencia Económica (LFCE).1

Desde 2011, las agrupaciones firmaron un acuerdo con la empresa Santaló Estudios y Proyectos (SEPSA) para que llevara a cabo un estudio tarifario en el que recomendaban las tarifas competitivas hasta 2021. A pesar del estudio, los taxistas de las agrupaciones sancionadas decidieron subir las tarifas. La investigación de la Cofece afirma que la violación del acuerdo afectó a por lo menos 12 millones de personas y que el sobreprecio que pagaron los usuarios desde agosto de 2011 a diciembre e 2015 fue de 771 millones 713 mil pesos.

La Comisión advirtió que el Aeropuerto podría licitar la adjudicación de nuevos contratos para el servicio y recordó la recomendación que hizo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para modificar las reglas de operación de los taxis en los aeropuertos nacionales "para transitar del actual modelo de acceso exclusivo a uno más abierto en el que se permita la entrada de todo automóvil registrado y aprobado por la localidad para recoger y transportar pasajeros desde y hacia las terminales aéreas".

Hasta ahora, la SCT permitía únicamente a los taxis autorizados a recoger o dejar a usuarios en los aeropuertos nacionales. Todos los servicios de transporte como Uber o Cabify y los taxis que operan en el centro de la ciudad no tenían permitido operar en las inmediaciones del aeropuerto.

El pasado mes de abril, el diputado Alfredo Rodríguez, del Partido de Acción Nacional (PAN) en Nuevo León y también Presidente de la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados Federal puso sobre la mesa una reforma para regular los servicios de transporte privado en los aeropuertos. Esta medida permitiría que los taxis que tienen el monopolio no suban las tarifas a su antojo, lo que finalmente ha acabado ocurriendo y ha sido denunciado por la Cofece.

La reforma todavía debe ser votada por la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados Federal pero, hasta el momento, la sanción podría ser el inicio del fin de los taxis exclusivos en los aeropuertos de México.