En el marco del primer Festival Internacional de Robots, que se celebra en Pisa, Italia, el robot YuMi hizo su debut ante unos 800 espectadores como director de orquesta en un concierto benéfico que se realizó en el histórico teatro Verdi. El protagonista principal fue nada menos que el popular tenor italiano Andrea Bocelli, quien interpretó La Donna è Mobile, la aria del Rigoletto de Verdi.

El androide de dos brazos de la compañía ABB fue capacitado en tan solo unos días por el maestro Andrea Colombini, director de la Orquesta Filarmónica Lucca. En particular, lo que más sorprendió y elogiaron los conductores y músicos orquestales fue el alto nivel de fluidez de YuMi.

"Creo que esta noche realmente hicimos historia y escribimos el futuro de las aplicaciones robóticas. YuMi demostró cuán intuitivo, cuán autodidacta es esta máquina", dijo Ulrich Spiesshofer, CEO de ABB, en el comunicado de prensa de la empresa, y añadió:

Que maravilloso que nuestro software realmente está aprendiedo el movimiento del conductor, sintiendo la música y verdaderamente conduciendo a un equipo entero.

El programa Un aliento de esperanza: de Stradivarius al robot incluyó otras difíciles piezas de conducir como O mio babbino caro, de Puccini, que interpretó la solista Maria Luigia Borsi.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.