Ver tu serie favorita en la pantalla de un avión es algo cada vez menos imposible. Desde que Netflix anunció su alianza con Virgin Airlines para que el servicio de streaming estuviera disponible en algunos vuelos, los acuerdos se han ido ampliando a otras compañías como Aeromexico o Qantas. A pesar de ello, la mayoría de los usuarios deben descargarse previamente el contenido y verlo offline en las alturas.

Netflix ha anunciado que pretende ampliar para 2018 las aerolíneas con las que asociarse apostando por la tecnología de codificación móvil, con la que los pasajeros podrán ver el contenido en la calidad suficiente para la pantalla del avión y las compañías aéreas podrán ahorrar hasta un 75% de los costos por el internet de banda ancha.

La codificación móvil ofrecen una calidad de vídeo de DVD en dispositivos móviles a 250 kilobytes por segundos, y Netflix pretende construir un modelo sostenible con un Wi-Fi de bajo o costo para la aerolíneas, afirmó Variety.

Esta inciativa permitiría que el servicio de streaming sea más accesible en aviones que no cuentan con un acceso rápido a internet por satélite, además de ser otra manera de atraer nuevos clientes.

Netflix no ha confirmado con qué compañías puede iniciar las conversaciones para que su iniciativa se haga realidad en el próximo año, pero hasta el momento está centrando sus esfuerzos en ampliar su servicio de streaming a los altos vuelos.