El Gobierno chino ha bloqueado WhatsApp en todo el país tras el cambio de regulación tal como ha asegurado The Open Observatory of Network Interference (OONI), una red de observación global encargada de detectar la censura, la vigilancia y la manipulación del tráfico. Este organismo registró que los proveedores de servicios (ISPs) de China empezaron a bloquear el acceso al servicio de mensajería el 23 de septiembre, incluyendo bloqueos en algunas regiones del país que se reportaron desde el 19 de septiembre.

Justo cuando el servicio de mensajería propiedad de Facebook empezaba a tener tracción en China -especialmente en los últimos meses-, la compañía y los usuarios se han tropezado con un bloqueo general en un momento en el que, incluso las aplicaciones propias chinas como WeChat, ya advirtieron a sus usuarios de un cambio en sus políticas tras las aprobación de una nueva regulación en China, que exigía mayores controles para los servicios de mensajería.

Según Timothy Heath, analista de RAND Corporation, en declaraciones a la cadena estadounidense CNN, el Gobierno chino no está muy de acuerdo con el fuerte cifrado que ofrece WhatsApp a sus usuarios, al requerir el Gobierno chino acceso a las comunicaciones de los usuarios, estarían forzado el uso de servicios de mensajería a los que sí tienen acceso y pueden monitorizar, como el caso del ya mencionado WeChat.

Esto deja a WhatsApp en un situación complicada en el país asiático, en un momento en el que su despegue en la región había alcanzando número sin precedentes, sumándose así a un larga lista de servicios occidentales que deben dejar de operar en China por las restricciones impuestas por el Gobierno chino.