En 2016, un conductor de un Tesla Model S fue la primera víctima mortal con el modo Autopilot activado. Joshua Brown, de Florida, chocó contra un tráiler cuando este giró a la izquierda. El vehículo no fue visto ni por el conductor ni por los radares del Autopilot, y el Tesla Model S acabó debajo del tráiler.

Un año después del accidente, la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) ha llevado a cabo una investigación en la que han concluido que el siniestro tuvo lugar por una combinación de factores. En primer lugar, las limitaciones operativas del Autopilot de Tesla tuvieron una relación con el accidente, aunque la dependencia del conductor también fue uno de los motivos del choque.

"Tesla permitió al conductor utilizar el sistema fuera del entorno para el que fue diseñado y el sistema le dio demasiado espacio al conductor para desviar su atención", afirmó Robert Sumwalt, presidente del NTSB, en Reuters. Antes del accidente, Joshua Brown superó la velocidad indicada en la vía en la que se encontraba. Por otro lado, el manual del piloto automático recomienda utilizar la tecnología en carreteras.

La junta recomendó una serie de puntos para fabricantes de automóviles cuyos modelos tengan incorporado el piloto automático y al Departamento de Transporte de los Estados Unidos. La principal recomendación consiste en recordar a los conductores que el modo automático debe utilizarse teniendo en cuenta sus limitaciones.

En este contexto, Tesla añadió que seguirán siendo "extremadamente claros con los clientes actuales y potenciales de que el piloto automático no es una tecnología completamente autodidacta y los conductores deben permanecer atentos en todo momento".

Otras recomendaciones indicaron la necesidad de diseñar nuevos métodos para determinar si los conductores están prestando la suficiente atención al volante. Las conclusiones, además de para Tesla, fueron dirigidas también a otros fabricantes como Audi, BMW, Mercedes-Benz o Volvo, con el objetivo de que las mejoras en las tecnologías se lleven a cabo de manera general.

Christopher Hart, uno de los miembros de la NTSB indicó que estos puntos "ayudarán a proporcionar garantías del sistema, ofrecerán datos de seguridad estandarizados y mejorarán la seguridad de los vehículos parcialmente automatizados y de todos los que compartan el camino con ellos".

La familia del fallecido Joshua Brown ha declarado que el automóvil no fue el culpable de su muerte y que hubo un lapso de tiempo en el que ni Brown ni el Tesla Model S vieron que el camión giró a la izquierda. "La gente muere todos los días en accidentes automovilísticos. El cambio siempre conlleva riesgos, y la tolerancia cero a las muertes detendría totalmente la innovación y los avances".