Que Amazon está dedicando buena parte de su empeño a realizar productos tecnológicos propietarios no es ya un secreto para nadie. Después de la llegada de sus Amazon Echo, Echo Show y Echo Dot, solo quedaba por descubrir qué sería lo siguiente. Parece que ya van apareciendo las primeras pistas y, si están en lo correcto, serán unas gafas inteligentes.

Financial Times revela eta información, por la cual Amazon estaría trabajando en unas gafas que incluirían el asistente virtual de la compañía, Alexa, para llevar a cabo la interacción con las mismas. Sin embargo, pese a las similitudes obvias de un primer momento, estas gafas no seguirían la línea de las Google Glass al no implementar una pantalla en ellas. Se mejoraría así la interacción con Alexa en general sin la necesidad de tener que dedicar mayores recursos a una posible pantalla.

Junto a estas gafas también se estaría trabajando en una cámara de seguridad inteligente, según indica la misma fuente. Ya se ha oído hablar en el pasado acerca de esto y parece ser solo cuestión de tiempo que terminemos por ver comercializado un producto de estas características por parte de Amazon. Si el reporte es cierto, ambos productos podrían llegar tan pronto como este mismo año.

Para ello Amazon cuenta con dos ventajas claramente apreciables de cara al desarrollo de productos contra lo que otras muchas empresas no pueden competir y que permiten llevar a cabo este tipo de acciones de manera sólida y precisa. En primer lugar, es una compañía extendida a nivel internacional (y con un alto índice de satisfacción entre sus usuarios); además, se dedica a distribuir productos, por lo que cuenta con una eficiente plataforma para colocar sus creaciones, como ya ha demostrado.