Samsung ha presentado los U Flex, unos auriculares deportivos que pueden doblarse y flexionarse hasta 100 grados sin romperse. Así, frente a muchos otros modelos, el usuario no tendrá que preocuparse por ellos a la hora de guardarlos en bolsillos (donde cabrán más fácilmente) o en mochilas donde puedan sufrir cierta presión. Para potenciar la mayor novedad en software de la compañía, Bixby, los U Flex incluyen un botón que permite invocar al asistente virtual. En móviles sin Bixby puede invocar a S-Voice y a otros.

En cuanto a calidad de sonido, la propuesta parece a priori muy superior a la de los Gear IconX, con woofers de 11 milímetos y tweeters de 8 milímetros que según la compañía ofrecerán "bajos potentes, medios profundos y agudos claros". La diferencia con respecto a los IconX, es que ese par tenía dimensiones más reducidas y no era fruto de la adquisición de Harman, mientras que ahora Samsung tiene detrás empresas expertas en audio como JBL o Harman Kardon.

Como valor añadido, los U Flex son resistentes a salpicaduras, tienen un imán para unir ambos auriculares y vibran con llamadas y notificaciones, hecho que se agradece cuando por equivocación se tiene el terminal conectado a auriculares pero en silencio para llamadas entrantes. Para contestar llamadas, pausar, apagar y encender y subir y bajar volumen, el U Flex cuenta con botones dedicados. Sobre autonomía, el otro aspecto en que los IconX fallaron, Samsung anuncia 10 horas, una cifra estándar en la industria.

Los U Flex estarán disposibles en azul, negro y marfil. Sobre precios y disponibilidad, Samsung no ha hecho anuncios, pero cabe esperar que llegarán a los principales mercados y tendrán un coste similar al de los IconX, que llegaron por 200€.