Las alternativas para moverse por una ciudad parecen estar limitadas únicamente al transporte público y a las recientes empresas de servicios de vehículos compartidos. La opción de moverse en un vehículo privado resulta cada vez más complicada principalmente por tres problemas: los atascos, la dificultad de encontrar aparcamiento y las medidas regulatorias en cuanto a la emisión de los gases.

El simple hecho de necesitar el coche para un uso diario en la ciudad e imaginar enfrentarnos a estos contratiempos, nos hace desechar prácticamente la idea. Sin embargo, es posible encontrar el coche perfecto que reúna los requisitos necesarios para poder disfrutar de las múltiples ventajas que ofrece el uso del vehículo privado, pero sin vernos perjudicados por los inconvenientes propios de los núcleos urbanos. Aquí dejamos algunas de las características que debes tener en cuenta para la elección del coche perfecto.

Bajo consumo y emisiones. Si lo que necesitamos es un vehículo con el que movernos todos los días, es necesario que tenga un bajo consumo pero sin renunciar a la potencia. Además, con las medidas regulatorias que existen en la mayoría de las ciudades para controlar la emisión de gases, nuestro coche debe ser respetuoso con el medio ambiente.

Compacto pero amplio. Con miles de vehículos circulando, es imprescindible moverse en un vehículo compacto pero en el que podamos viajar cómodamente varias personas, no sólo en cuanto al espacio de asientos sino también con un maletero de gran utilidad. En el Kia Picanto, por ejemplo, pueden viajar 5 personas y dispone de un maletero de 255 litros en el que transportar de manera sencilla diferentes objetos de gran tamaño. Además, abatiendo los asientos traseros, se puede guardar prácticamente cualquier cosa.

Siempre conectado. Una de las ventajas de viajar en nuestro propio coche es que podemos atender llamadas de trabajo (o de ámbito personal) mientras nos movemos por ciudad, sin temor a incomodar a la persona que tenemos al lado. Para conseguirlo y poder llevar nuestro smartphone a la pantalla del coche de manera segura, es imprescindible conectarlo a través de Android Auto o Apple CarPlay. El Kia Picanto tiene también una pantalla de 7 pulgadas en la que poder ver de un vistazo desde la ruta más cómoda del navegador, hasta la música disponible.

Tecnología. Los últimos años han sido muy fructíferos en cuanto a la aplicación de nuevas tecnologías en el mundo del motor, principalmente con importantes ayudas a la conducción. Estas ayudas tienen un doble objetivo: reducir los posibles peligros asociados a la circulación de los vehículos y hacer más fácil y cómodos los desplazamientos, por ejemplo ayudando en uno de los momentos en los que peor se pasa: el arranque en las cuestas. Drive Wise de Kia es una de esas tecnologías que ayudan a la seguridad. Este sistema presente en el Kia Picanto incorpora entre otras cosas el frenado de emergencia autónomo que detecta de manera anticipada posibles riesgos en la carretera y detiene el vehículo.

Por último, si lo que estás buscando es todo lo anterior pero sin renunciar a un estilo deportivo, el Kia Picanto GT Line incorpora una nueva parrilla y llantas de 15 pulgadas.