La categoría reina del automovilismo expande su negocio hacia los eSports con el campeonato F1 eSports Series. Así lo han anunciado Liberty Media, Codemasters y eSports Gfinity, las tres principales entidades tras dicho campeonato.

La primera temporada dará comienzo durante el mes de septiembre y estará basada en el videojuego oficial de Codemasters, que llegará a las tiendas el 25 de agosto. Los 40 pilotos más rápidos alcanzarán las semifinales, que se celebrarán en Londres los días 10 y 11 de octubre. De todos ellos, los 20 mejores disputarán la gran final el último fin de semana de noviembre, coincidiendo con el Gran Premio de Abu Dhabi (que clausura la temporada oficial de Formula 1).

Los eSports son una oportunidad única para volver a captar los aficionados a la F1. Es uno de los mayores movimientos de Liberty Media desde que tomase el control de la competición.

El campeón tendrá clasificación automática para las semifinales del Mundial 2018 y será incluido en el videojuego de 2018, además del correspondiente premio en metálico.

La Fórmula 1 sigue así la estela de otras competiciones como la NBA, que también entraron en el mundo de los eSports con el objetivo de expandir su negocio. Con este movimiento, además, Liberty Media pretende encender una nueva luz en el negocio de la F1, que ha sufrido una progresiva pérdida de interés por parte de los aficionados.

El mundo de los eSports es también una nueva vía de negocio para la organización. La industria ha crecido de forma sostenida durante los últimos años, superando los 300 millones de espectadores (ocasionales y frecuentes) en 2016, según datos de Statista.