La era del los bots está aquí y no podemos negar que son útiles, al menos algunos de ellos. De funcionar como se espera de ellos pueden resolver millones de dudas y tareas simplemente con escribir unas frases o hablarle a un teléfono. Siri o Alexa, en versiones más sofisticadas, ocupan un lugar importante. También pudimos ver a Yexir, nuestro mayordomo virtual ya cesado, que tuvo que reconvertirse en Helloumi por aquello de ser rentables. Después llegó Eelp! con la idea de monetizar desde el minuto uno.

Ahora a la lista de propuestas se suma Zensei, un bot que ante todo quiere ser útil. Su propuesta es simple: quiere que evites los riesgos ambientales de tu ciudad con alertas y consejos en tu móvil. Un objetivo que, sin embargo, tiene una historia detrás que nace con una campaña política y mucha polémica.

A vueltas con las elecciones

Todo empezaba con los sondeos preelectorales del CIS que tenían como objetivo aportar algo de luz a las segundas elecciones generales consecutivas en España y que casi desembocan en unas terceras. Los resultados, demasiado igualados, de la primera convocatoria no consiguieron poner de acuerdo al pleno del Congreso. En toda esta maraña de dime y diretes, donde opiniones políticas y mediáticas se entremezclaban unas con otras, surgió un nuevo elemento que tenía la misión de aportar algo de luz al asunto. Politibot nacía con la vocación de informar, de forma totalmente imparcial, sobre los datos que a cada ciudadano le resultasen relevantes sobre las elecciones del 26J y todo a través de Telegram. Gráficos, artículos, documentos y, en definitiva, cualquier tipo de información, que fuese relevante contar en función del perfil de cada uno.

El 9 de junio Politibot empezó a conquistar los smartphones de miles de españoles gracias al ingenio María Ramírez, Eduardo Suárez y David Martín-Corral. Una vez resulto el caos político en España, la pregunta que todos se hacían era obvia: ¿qué sería de Politibot? Su evolución estaría determinada por el interés del público, y es que casi el 60% de los usuarios que estaban suscritos al bot seguían solicitando datos a este particular asistente. Giro de tuerca y el "experto político" del panorama electoral español se enfrentaba a un nuevo reto: la política internacional. Es en este punto donde se encuentran actualmente a la espera de unas nuevas elecciones que retomen el objetivo principal del proyecto.

contaminación
Polución atmosférica en Méxio D.F., según retrató Fidel González (Wikimedia)

El salto a los productos de salud

Lo que une a Politobot con Zensei es realmente uno de sus fundadores: David Martín-Corral. Él fue el encargado de crear el lenguaje natural que tanto éxito le granjeo al bot político.

Tras esta experiencia con Politibot, David dejó su trabajo como jefe de producto en Sanitas y se centró en su doctorado de epidemiología digital. El objetivo era llevar todo lo aprendido a un producto que tuviese un impacto real. Este era Zensei, que nacía con la ayuda de Carlos Hernando, antiguo miembro de Doctor24. Con las métricas oficiales sobre contaminación, alergias o clima en la mano, sólo había que volcarlas en un bot simple que informe a los usuarios. Esto es una primera etapa de consejos para mejorar la relación de los usuarios con su entorno, pero el siguiente paso es mejorar el estilo de vida. Para ello, Zensei está probando a tomar los datos que Google conoce de ti para ayudarte a mejorar tu salud. Sería, en cualquier caso, un sistema preventivo de riesgos.

De momento, podemos conocer los datos de la gripe, la contaminación, radiación ultravioleta, polen, tiempo extremo como la presente ola de calor o las terribles plagas de piojos –porque sí, también hay plagas de estos bichos–. Seguido a esto, vienen los consejos ad hoc.

Su futuro para, como empresa, por lograr la monetización del producto. Para David está claro: "Aspiramos a futuro a ser un player dentro de las aseguradoras". Y a crecer en los diferentes mercados. De momento en Madrid y Barcelona, pero con un sistema tan simple que sólo se tardaría un día en añadir los datos para más ciudades, su objetivo no está en las grandes ciudades. Kenia, Sudáfrica o Ecuador serían ubicaciones lógicas para suplir las carencias médicas de las zonas.

Lo importante: ¿cómo funciona?

El registro es simple. Basta con darse de alta y las notificaciones empiezan a trabajar en Facebook Messenger; una plataforma a la que pronto se añadirán otras mucho más sencillas. Según David, Messenger no atrae demasiado a los usuarios por lo que WhatsApp o Telegram serían las más adecuadas.

Tras unas preguntas de localización e intereses, el bot empieza a funcionar. Cada mañana, a la misma hora, tendremos los datos necesarios para sobrevivir un día más en la ciudad.