La compañía tecnológica Tesla instalará en Australia la batería de litio más grande del mundo. La pila, que se ubicará en un parque eólico en Jamestown, al sur del país, es tres veces mayor que la batería más grande que existe actualmente en funcionamiento. La iniciativa de Elon Musk es un proyecto conjunto con la empresa de energías renovables Neoen, después de que alcanzasen un acuerdo con el Gobierno de Australia Meridional, según informa el medio ABC.

La instalación de la batería de litio más grande del mundo se realizará en un parque eólico aún en construcción y se completará antes de final de año. Elon Musk se había comprometido a realizar la instalación en un plazo menor a cien días, ya que en el caso de superar ese período de tiempo, el coste del proyecto correría de su bolsillo. Las primeras estimaciones hablan de que la iniciativa tendría un presupuesto probablemente mayor a 50 millones de dólares, aunque los detalles exactos del acuerdo no se han hecho públicos.

El objetivo de instalar un sistema con tan elevada capacidad de almacenamiento es ofrecer garantías en caso de situaciones de emergencia para el sistema eléctrico. En condiciones normales, la batería de litio más grande del mundo servirá para ofrecer estabilidad al sistema de producción de energías renovables. Hace solo unos meses, el sur de Australia precisamente sufrió un considerable apagón que podría haberse evitado con un sistema como el proyectado ahora.

"Se puede cargar la batería cuando hay exceso de energía y el coste de producción es menor y, entonces, descargar cuando el coste de producción es algo. Esto disminuye el coste medio para el cliente final", explicó Elon Musk durante la rueda de prensa celebrada en Adelaida. El primer ministro del Estado, Jay Weatherill, señaló que el proyecto situará a Australia a la vanguardia de la tecnología internacional para almacenar energía.