Slack es una de esas niñas bonitas del sector tecnológico de Silicon Valley, pese a que su sede se encuentre localizada en Vancouver; es una empresa que, pese a dirigirse a un mercado íntegramente profesional (B2B), ha conseguido trascender esa frontera en lo que a emprendimientos se refiere. La herramienta de comunicación y trabajo ha llamado la atención incluso del gigante Amazon como una de sus posibles inversiones a corto plazo.

Ahora, según informa Techcrunch, la entidad habría levantado 250 millones de dólares en una nueva ronda de financiación en la que estarían SoftBank y Accel entre otros inversores de prestigio de la región. Este segundo ya cuenta con acciones de la compañía, ya que ha participado con anterioridad en rondas anunciadas. Con esta ya serían 10 las operaciones de Slack para levantar capital que sumarían, entre todas, casi 800 millones de dólares, -de 26 inversores diferentes-.

En un primer momento, se habló de una posible operación de unos 500 millones de dólares por una razón muy simple: si en la ronda anunciada en abril de 2016 por 200 millones ya se valoraba a Slack en 3.800 millones de dólares, una ronda de ese calibre haría muy posible un aumento de su valor de mercado y una posible compra a la vuelta de la esquina. Lo cierto es que de la compra sí que se hablo y mucho; en concreto, el gigante Amazon, se postuló como comprador hace unas semanas. Finalmente, y según confirman fuentes cercanas a las compañías, la operación no llegó a concretarse un acuerdo. El cual, de haberse cerrado, habría aumentado el valor de Slack a 9.000 millones de dólares. Ahora, con la nueva ronda de financiación, se queda en unos nada desdeñables 5.000 millones.

Con compras o sin ellas, lo cierto es que una de las virtudes de Slack es la de crecer de forma vetiginosa. Desde su creación, el número de usuarios activos no ha parado de crecer en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos. Ha conseguido, incluso, pasar por encima de proyectos como Yammer, propiedad de Microsoft, Quip o Nimbuzz. Su fama es tal que, le salen competidores iguales en cualquier rincón.

Durante un tiempo, uno de sus mayores problemas era el tema de la monetización. Es decir, el mismo que el de cualquier empresa del mundo. Hoy en día cuenta con 1,5 millones de usuarios en alguno de los planes de pago de un total de 5 millones registrados en la plataforma. Al cierre del balance de 2016, Slack anunció que su beneficio anual era de 150 millones de dolares. Por tanto, su ansiada monetización va por buen camino. ¿Cuál es su mayor reto ahora? Muy simple: Slack se ha definido como el sistema que eliminará el uso del mail. Sin embargo, esto funcionar para las comunicaciones internas de las empresas y no tanto para las externas. Cuenta con una gran barrera que. hasta la fecha, no ha conseguido atravesar.