Los comienzos de Samsung con su asistente virtual, Bixby, no fueron del todo buenos. Aunque Corea del Sur pudo asistir a un lanzamiento masivo del asistente, en Estados Unidos se sucedieron los retrasos del mismo en un par de ocasiones. Lo cual, para los propietarios del Samsung Galaxy S8 era del todo inaceptable.

En estos momentos, Bixby funciona en todos los nuevos dispositivos de Samsung, pero la parte de reconocimiento de voz se encuentra limitada a Corea del Sur y Estados Unidos. Y mientras llega al resto de geografías, la apuesta de la tecnológica está puesta precisamente en esos productos inteligentes; varios rumores en torno a la empresa apuntaban al nacimiento de un proyecto, conocido como Vega, que vendría a completar el trabajo de Bixby pero con el perfil de un altavoz inteligente. De esta manera, Samsung empezaría a competir en la liga de Amazon Echo, Apple HomePod o Google Home.

En todo este contexto de apuestas por la inteligencia artificial y los asistentes de voz, Samsung acaba de anunciar la compra de Innotics, una startup griega dedicada precisamente al desarrollo tecnologías que tienen la capacidad de transformar texto en voz y que, entre otras muchas cosas, puede entrenar la voz de una persona y después reproducir un texto completamente diferente con la misma voz del usuario. Controlando 19 idioma y, entre ellos varios dialectos asiáticos, una de las principales geografías de Samsung. En términos de seguridad no se ha especificado cuál es el límite de la tecnología de Innotics, pero según fuentes de la compañía, la aplicación de la misma está aún lejos de ponerse en práctica, por lo que en su momento todo estará contemplado. El precio de la compra, que se ha cerrado por algo más de 40 millones de euros, puede parecer elevado, pero el desarrollo tecnológico previo ya es un ahorro para las arcas de Samsung.

No está del todo claro cuál será el futuro de Innotics dentro de la estructura corporativa de Samsung, pero es de imaginar que su relación con la apuesta estrella de la compañía, su asistente de voz, está asegurada. En su momento, Viv, otra startup también adquirida por Samsung en octubre de 2016 se enfocó completamente al planteamiento y construcción de Bixby.