Los hackeos perpetuados durante la primera mitad del 2017 ya han superado a los del año pasado, según reporta la firma de seguridad digital Risk Based Security.

De acuerdo con la empresa, en lo que va del año, 6.000 millones de registros han sido robados en los 2.227 ataques cibernéticos de este tipo que se hicieron públicos antes del 30 de junio.

El ataque más significativo de lo que lleva el año fue aquel que robó la información de la aplicación para Android y iPhone, DU Caller y que expusó la información de 2.000 millones de personas haciendo públicos sus nombres, domicilios y números de teléfono.

Risk Based Security asegura que cuatro de los hackeos perpetuados durante este año han entrado en la lista de los 10 ataques cibernéticos de mayor impacto en la historia.

La principal industria atacada es la financiera, seguida de aquella que se dedica al reclutamiento, los recursos humanos y la búsqueda de empleo.

La mayoría de los ataques fueron hechos contra instituciones en Estados Unidos (1.370 ataques), seguido del Reino Unido, Canadá, India, Australia y China.

Un reporte de Juniper Research asegura que el robo de registros podría costar 8 billones de dólares a la economía mundial en los siguientes cinco años.