El verano ya está aquí y con él llega la playa, la piscina y el sol. Los niños empiezan a construir sus castillos de arena y a comprar los flotadores y colchonetas. Para las madres y padres empieza también una pesadilla recurrente de cada verano: las pistolas de agua. Este imprescindible en la época veraniega puede ser el foco de felicidad para algunos y el infierno para otros. Si una simple pistola de agua de no más de 50 centímetros puede llegar a acabar con la paciencia de muchos padres, ¿qué pasaría con la pistola de agua más grande del mundo?

Mark Rober pasó de ser un ingeniero de la NASA a un Youtuber y en su último vídeo ha aprovechado sus conocimientos técnicos para construir una pistola capaz de disparar agua a 430 kilómetros por hora, la llamada Super Soaker. En una demostración, Rober enseña cómo la máquina ganadora del récord Guinness es capaz de partir en dos una sandía o romper una ventana y una lata de Coca-Cola.

Junto con otro compañero, los ingenieros construyeron una réplica de una pistola de agua en tamaño gigante. A pesar de lo elaborado que fue fabricar la maqueta, el YouTuber afirma que el esfuerzo se centró en los tanques y la capacidad de propulsar el agua a tanta velocidad. En el caso de Super Soaker, han rellenado los tanques con gas de nitrógeno de alta presión en lugar del sistema de bombeo de las pistolas tradicionales. Adicionalmente, dos bidones de agua fueron colocados en la pistola. El gas aumenta tanto la presión que el agua sale disparada a una velocidad muy elevada.

En el vídeo, Mark Rober explica todos los detalles de la construcción por si alguien quiere seguir su ejemplo y marcar tendencia este verano.

Además de partir una sandía en dos, el YouTuber hizo otro experimento con su familia y amigos. En una competición de unas 15 pistolas de agua tradicionales contra la Super Soaker, los competidores se convirtieron en víctimas de la pistola más grande del mundo, aunque de la manera perfecta para combatir el calor.

Mark Rober ha rendido homenaje a la pistola de agua con esta creación que ha batido un récord mundial y que ha tenido un tiempo de fabricación de seis meses. Sin duda, a los hijos del YouTuber les espera un gran verano por delante.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.