Yulia Grigoryeva / Shutterstock.com

27 de julio. Nueva convocatoria para el gremio de los taxistas en las calles de Madrid y Barcelona, con un seguimiento validado en Valencia, Sevilla y otras capitales de provincia. Con este ya son cuatro los paros que se han sucedido a lo largo de 2017; un año que no ha sido fácil para el sector tradicional del transporte por la ciudad. Después de todo, ha sido este curso cuando se ha sabido que, tarde o temprano, un gran número de licencias VTC bloqueadas en trámites judiciales saldrán a operar al mercado tirando por tierra, una vez más, la norma de 1 a 30.

FEDETAXI y MyTaxi, los grandes ausentes

No está claro cuál será el seguimiento que logrará tener esta nueva convocatoria, pese que tras las dos primeras horas de huelga desde Elite Taxi informaban de un seguimiento del 100% de la flota en Madrid. Después del 30 de mayo, la más grande que se haya visto en los últimos tiempos, se sucedió otra llamada el 29 de junio de un carácter mucho más modesto a vistas del público. Según la presidenta de Elite Taxi Madrid, Concha Guardado, "las convocatorias que pensábamos que iban a tener un gran seguimiento al final no fueron tal y las que no apuntaban a una masificación sí que lo tuvieron. Así que no sabemos qué esperar". Asume que, a causa del verano y comparado con el seguimiento de la primera convocatoria, lo más seguro es que no se alcancen cifras similares. Habrá que esperar al final de la jornada para saber el balance final.

El sector del taxi se manifiesta otra vez y aún quedan dos

En cualquier caso, en esta "guerra", hay que ir por partes. En esta nueva convocatoria se han registrado dos ausencias: una predecible y otra que suele ser el punto de la polémica. La relación entre FEDETAXI y el resto de gremiales no es del todo agradable. Por un lado, la organización liderada por Miguel Ángel Leal tiene el orgullo de ser la representación de casi el 70% de los profesionales del taxi en España; por tanto, su papel en las negociaciones con las instancias públicas es básico. El hecho de que no acuda a esta nueva convocatoria podría ser determinante. Al menos en lo que respecta a la cúpula cercana a este. Quedaría por ver qué parte de los asociados a FEDETAXI se animan a secundar el paro. Según Concha, pese a la gran cantidad de afiliados que concentran no suponen el total del sector:

"Ellos no mueven la calle. Esta se está moviendo gracias a las pequeñas gremiales. Queda por ver cuánto de numerosos son y cuánto poder tienen para mover a la gente porque los motivos son los que son y nadie puede negarlos".

El comunicado enviado por Elite Taxi a primera hora de la mañana apuntaba que "a pesar de la desinformación y el boicot que el taxi de Madrid y nacional está sufriendo por parte de algunas asociaciones que dicen ser las mayoritarias, los taxistas de esas entidades tienen criterio propio, realizan los paros pertinentes y salen a defender el taxi"; un mensaje claro y directo a la organización presidida por Leal. Otros muchos taxistas, por su parte, optan por no trabajar por la presión de algunos compañeros del sector. Pero lo cierto es que cuando FEDETAXI no ha estado presente, la repercusión ha sido menor. Por parte de la gremial mayoritaria se abstienen de hacer comentarios, remitiendo al comunicado oficial lanzado hace unos días. En este Miguel Ángel Leal explica que, tras el paro del 30M se han producido avances en a nivel político y que, por tanto, lo que toca ahora es esperar:

“Hacemos ahora un llamamiento de serenidad y contención a los taxistas para que nos centremos en mantener la lucha través de las instituciones, los tribunales y el dialogo, así como con calidad y competitividad del sector del taxi que tiene los mejores profesionales y la mejor flota para atender a los usuarios”.

O lo que es lo mismo, trasladan la lucha de la calle a los papeles: “Sabemos que el conflicto con empresas como Uber o Cabify se resolverá en gran parte en los tribunales pero también porque los usuarios de la movilidad elijan al taxi, de modo que no debemos sino cuidar a nuestra razón de ser que es el servicio público al ciudadano”. En este sentido, durante las últimas semanas varias encuestas han estado circulando por algunos de los puntos de encuentro y parada de un gran número de taxistas. En estos documentos, no oficiales, se pedía la opinión a algunos profesionales del sector para que confirmasen su posición al respecto de paros y huelgas. La negativa de muchos de ellos a perder horas de trabajo a causa de las manifestaciones que, seamos sinceros, so obligadas por presión popular podría estar detrás de alguna de estas negativas.

Por otro lado, está el caso de MyTaxi. Desde el minuto uno dejaron clara su posición al respecto. No se meterían en ninguna huelga por dos motivos: no es su estilo y, además, no tienen representación en las negociaciones. Aunque desde la plataforma ya explicaban a Hipertextual en una entrevista que siempre estarían del lado de la legalidad. Y, pese a todo, su relación con el taxi es compleja aunque de su parte. No tanto por la última oferta de MyTaxi al aeropuerto al 50% del precio, –la misma contra la que lucha el resto del sector del taxi y que es propia de Uber-.

Los reclamos

Los que sí estarán durante las 24 horas que dura el paro son los de CTAE, liderada por un polémico Julio Sanz, Metaxi y, por supuesto, Elite Taxi. Desde las 6:00 de la madrugada hasta la misma hora del viernes, el servicio de los que secunden la huelga quedará interrumpido. Además, de 12:00 a 14:00 horas se sucederá una manifestación entre la Plaza de Cuzco hasta el Ministerio de Fomento, en Nuevos Ministerios.

https://hipertextual.com/2017/02/que-son-las-licencias-vtc-y-como-funcionan

Sus reclamos se mantienen respecto a los anteriores solicitados. Según Concha, no existe "ninguna modificación respecto a estos, puesto que Fomento sólo se ha pronunciado al respecto de nuestra 7° reivindicación que es la de impedir la especulación de las autorizaciones de vehículos de arrendamiento con conductor, y a pesar de eso, la medida a adoptar nos parece del todo insuficiente". Y apunta, además refiriéndose a Leal, que cualquier movimiento se puede considerar "escaso".

El aumento de las VTC, los permisos necesarios para operar un vehículo de Uber y Cabify, sigue su curso: de media, por cada once taxis existe una VTC, cuando tendría que ser una por treinta. El número total ha pasado de 2.563 en 2012 a 5.654. El incremento de los registros prometidos por Fomento y, en el caso de Madrid, por su Ayuntamiento, se han considerado insuficientes.

Lo que sí está claro es que esta no será la última convocatoria para el sector de los taxis en su lucha eterna contra Uber y Cabify.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.