Cuando uno piensa cuáles son las mejores instituciones de investigación del mundo, es posible que vengan a la cabeza nombres como los de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) o la Universidad de Oxford y Cambridge (Reino Unido). Una de las herramientas más utilizadas para evaluar cuáles son los mejores centros de ciencia a nivel internacional es SCImago-Institutions Rankings (SIR), un recurso desarrollado por el grupo de investigación SCImago LAB, una firma tecnológica española derivada del CSIC, que acaba de publicar su edición de 2017. Curiosamente, en la clasificación actual se ha colado Google por tercera vez consecutiva entre las diez mejores entidades de I+D del planeta.

El SCImago-Institutions Ranking 2017 es una clasificación de las universidades y los centros de investigación realizada con una combinación de indicadores que valoran el rendimiento en I+D, los resultados de la innovación y el impacto social medido por su visibilidad en la web. Podríamos pensar que Google se ha colado entre las diez mejores instituciones científicas por la tremenda huella que ha dejado en la sociedad. Sin embargo, el grupo de investigación SCImago LAB solo incluye a las universidades, centros y empresas en su clasificación si han publicado al menos cien trabajos de ciencia incluidos en la base de datos Scopus, propiedad de la editorial Elsevier, como explican en la metodología del análisis.

Durante los últimos tres años, Google se ha situado en los diez primeros puestos de la clasificación. En la edición de 2017, la multinacional se encuentra en la séptima posición de la tabla, por delante del MIT (8), la Universidad de Oxford (13) o el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (16). Sin embargo, la compañía tecnológica ha descendido dos escalones con respecto al quinto puesto que ocupó de forma consecutiva en 2016 y 2015. Entre 2009 y 2014, su posición en el SCImago-Institutions Ranking era mucho peor: pasó de ser la 62ª entidad científica del mundo a la 195º. Su ascenso en la clasificación se debe, especialmente, a la situación de Google en el primer percentil en cuanto a impacto social, mientras que en rendimiento en I+D forma parte del cuarto percentil, descendiendo hasta el decimosexto en relación a los resultados de innovación.

Otra de las grandes sorpresas que nos deja esta clasificación es el imparable ascenso de China entre los mejores centros de ciencia del mundo. El país asiático, que ha demostrado recientemente su liderazgo en ámbitos como la comunicación cuántica, lidera por primera vez el ránking gracias a la subida de la Academia China de Ciencias, que ha pasado de ser la cuarta institución de investigación del mundo en 2009, a lograr la medalla de bronce entre 2010 y 2014 y, finalmente, obtener la medalla de plata (2015-2016) y la de oro (2017). La organización, cuya sede está en Pekín aunque cuente con diferentes institutos por todo el país, tiene actualmente un abanico de secciones sobre Matemáticas, Física, Química, Ciencias de la Tierra y Tecnología.

El CSIC, considerada como la entidad de investigación más grande de España, alcanza un meritorio decimosexto puesto en la clasificación de 2017, aunque ha descendido respecto a años anteriores —en 2016, por ejemplo, consiguió el duodécimo lugar—. Nuestro país también tiene otras instituciones dentro del SCImago-Institutions Ranking, aunque en posiciones mucho más alejadas: Universitat de Barcelona (171), Universitat Autònoma de Barcelona (231), Universidad Autónoma de Madrid (379), Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (414) y Universidad Complutense de Madrid (419). En relación a la clasificación obtenida el año pasado, España ha perdido algunas instituciones por el camino. El Instituto de Tecnología Química, la Universitat Politècnica de Catalunya, la Fundació Privada Institut d'Investigació Biomèdica de Girona Dr. Josep Trueta, la Universitat Politècnica de València, la Universidad de Granada, la Universitat de València, el Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros, el Centro de Investigaciones Biológicas y el Centro de Química Orgánica Manuel Lora Tamayo se han caído del ránking de 2017.

Por otro lado, América Latina cuenta con varios representantes en esta clasificación con los mejores centros de ciencia del mundo. El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) argentino se aupó como líder entre las instituciones latinoamericanas en la posición 182, mientras que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se situó en el puesto 351, la Universidad de Chile en el 424º lugar, la Universidad de Buenos Aires en el 425 y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México en el 478º puesto.