Por qué Francia obligará a vacunar a los niños

Por 5/07/17 - 18:13

Fuente: Pixabay.

El primer ministro Edouard Philippe ha anunciado ante la Asamblea Nacional que Francia establecerá la vacunación obligatoria para los niños a partir del año que viene. Con esta medida, el Gobierno galo obligará a inmunizar a los menores de edad con ocho vacunas que hasta ahora solo recomendaba (tos ferina, hepatitis B, infección por Haemophilus influenzae, neumococo, meningitis C y el sarampión, las paperas y la rubeola). Actualmente, solo tres vacunas son obligatorias en Francia para los niños de menos de dieciocho meses de edad (difteria, tétanos y poliomielitis), según informa Le Monde.

El compromiso de Edouard Philippe llega semanas después de una entrevista publicada por el diario Le Parisien con Agnès Buzyn, a la sazón ministra francesa de Sanidad. La política invitaba entonces a reflexionar sobre la posibilidad de obligar a administrar las once vacunas antes mencionadas destinadas a los niños "por un tiempo limitado". Buzyn sostenía entonces que el sistema dual de vacunas obligatorias y recomendadas "era una excepción" que provocaba un "problema de salud pública". Y es que detrás de la medida anunciada por el Ejecutivo galo existen poderosas razones.

Once vacunas serán obligatorias para los niños

Francia pretende de este modo luchar contra el fuerte clima de desconfianza que existe hacia la vacunación. El país galo es el que más recela sobre la seguridad de estas herramientas para prevenir enfermedades, ya que según un estudio, el 41% de la sociedad francesa desconfía de las vacunas. Los opositores a este instrumento clave para la salud pública hablan de los supuestos efectos secundarios y de los adyuvantes como aluminio para extender los temores entre la población.

Algunas vacunas sí incluyen sales de aluminio —en cantidades menores al 1%, una proporción mucho más pequeña a la que está presente en algunos alimentos que consumimos—; sin embargo, según la Asociación Española de Pediatría, "nunca se ha registrado ningún efecto adverso relacionado con el aluminio que contienen algunas vacunas". El objetivo de utilizar aluminio es que permite mejorar la inmunogenicidad y la eficacia de la vacunación, como explica la Organización Mundial de la Salud.

Otro de los grandes objetivos de la vacunación obligatoria para los menores de edad es combatir la reducida tasa de cobertura vacunal. El auge de los movimientos contrarios a las vacunas en Francia e Italia ha llevado a sendos Gobiernos a tomar medidas drásticas, al contrario de lo que ocurre en España, donde el porcentaje de población inmunizada sigue siendo generalmente elevado. En Francia, por ejemplo, la cobertura vacunal frente al sarampión se ha estancado en torno al 75%, muy lejos del umbral del 95% necesario para su erradicación. La enfermedad infecciosa ha causado desde 2008 una decena de muertes de niños en el país vecino. En España, sin embargo, la cobertura vacunal sigue siendo superior al 90%, aunque esta tasa se reparte de forma desigual —los grupos más desfavorecidos socioeconómicamente y las minorías étnicas son los que presentan un menor nivel de inmunización—.

Muchos expertos franceses afirmaban que no era lógico mantener el sistema mixto de vacunas recomendadas y de vacunas obligatorias, aunque algunos docentes han tachado la medida de "simplista", ya que a su juicio, "su carácter autoritario puede reforzar la sospecha de una parte cada vez más grande de la población". Hace solo unos días, más de doscientos médidos habían pedido implantar la vacunación obligatoria ya que consideraban que no se trataba de "una elección personal con beneficios individuales". Las vacunas no solo confieren protección a una persona, sino que también confieren inmunidad de grupo o colectiva. Esta característica hace que los sujetos vacunados también ofrezcan protección a los no inmunizados o parcialmente vacunados al reducir la circulación de patógenos y disminuir la posibilidad de contagio de una enfermedad.

Tras el anuncio realizado por Edouard Philippe, existen todavía ciertas dudas sobre cómo se llevará a cabo la vacunación obligatoria de los menores de edad. Le Monde, por ejemplo, se pregunta en la información publicada si las once vacunas serán financiadas al 100% por la Seguridad Social y si se estipulará una cláusula de exención para los padres que se opongan. Aunque no se han dado más detalles sobre la medida, Francia sigue los pasos dados por Italia hace solo unas semanas, cuando estipuló la vacunación obligatoria para el ingreso de los pequeños de 0 a 6 años en guarderías y escuelas infantiles. El país transalpino no contempla por ley la obligatoriedad de vacunar a los niños mayores de 6 años para que sean escolarizados, aunque sus padres sí pueden ser sancionados. España, que de momento no afronta el rechazo virulento a las vacunas y cuenta con buenos datos de salud pública, no contempla esta medida entre sus prioridades.