El vehículo más avanzado y vanguardista de Audi ya es una realidad. La compañía germana ha mostrado en Barcelona el nuevo Audi A8, un nuevo modelo en el que la electricidad, la autonomía y la comodidad absorben todo el protagonismo.

Las unidades de potencia están marcadas por la tecnología Mild Hybrid, un sistema que combina motores eléctricos y de combustión para reducir en hasta 0,7l/100km el consumo de combustible.

Esta tecnología se activa cuando el vehículo circula a velocidad constante sobre carreteras sin pendiente o con pendiente negativa. En esas situaciones, el Audi A8 apaga el motor de combustión y utiliza un sistema eléctrico de 48 voltios para mantener todo el vehículo en funcionamiento. También utiliza este sistema de 48 voltios para mejorar el rendimiento del sistema Start/Stop, que ahora es más inteligente y eficiente que nunca.

En cuanto a motorización, Audi ofrecerá cinco versiones diferentes:

  • Dos motores V6: 3.0 TDI de 286 caballos y 3.0 TFSI de 340 caballos.
  • Dos motores V8: 4.0 TDI de 435 caballos y 4.0 TFSI de 460 caballos.
  • Un motor W12 de seis litros de cubicaje cuya potencia máxima no ha sido desvelada.

Audi también ofrecerá un A8 L e-tron quattro con un sistema híbrido plug-in que combina un motor V6 3.0 TFSI y un motor eléctrico. El resultado son 449 caballos de potencia, 700 Nm de par y una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros. Además, Audi ofrecerá a sus clientes una plataforma de carga inalámbrica que recarga la batería del vehículo con una potencia de 3,6 kW.

En el interior del vehículo, Audi ha apostado por una instrumentación totalmente digital. Dos pantallas en la consola central y una tras el volante reúnen la mayoría de los controles y las informaciones del vehículo. Las plazas traseras también integran de un set de pantallas táctiles OLED que permitirá a los pasajeros disfrutar de contenidos multimedia y regular parámetros como la climatización del vehículo.

Audi ha hecho un gran énfasis en el sistema de suspensión del vehículo, denominado Audi AI active suspension. Esta tecnología varía automáticamente los diferentes atributos de la suspensión en función de las preferencias del conductor y el entorno en el que circula el vehículo.

Suspensión dinámica inteligente, conducción autónoma y controles digitales en el interior. El Audi A8 es el vehículo más vanguardista de la familia.

Este sistema de suspensión neumática —actuada mediante reguladores eléctricos— también promete mejorar la seguridad del vehículo. Con el sistema Audi Pre Sense 360, el vehículo elevará rápidamente la carrocería cuando detecte un impacto inminente. De esta forma, el impacto siempre se producirá en que mejor preparada esté para absorberlo.

Todos estos sistemas trabajarán de forma conjunta con la conducción autónoma que Audi ha integrado en el A8. El sistema Audi AI Traffic Jam Pilot gobernará el movimiento del coche en circulaciones lentas (hasta 60 kilómetros por hora) como los clásicos atascos matutinos; y los sistemas AI remote parking pilot y AI remote garage pilot se encargarán de aparcar el A8 o sacarlo de la plaza de garaje sin que el conductor esté dentro del vehículo.

Todos estos sistemas inteligentes trabajan junto a procesadores Nvidia K1, que se nutre de la conectividad 4G LTE, los servicios Audi connect, comunicación Car-to-X y la localización GPS. Estos sistemas están complementados por un sistema de sonido Bang & Olufsen que reparte sonido 3D a través de todo el habitáculo.

Al igual que ofrecen otros modelos, las cuatro ruedas del Audi A8 contribuirán al giro del vehículo, otorgando una mayor agilidad a este coche de 5,17 metros de longitud. En función de la maniobra, las ruedas traseras rotarán en la misma dirección que las delanteras o lo harán en sentido contrario para aumentar el ángulo de giro.

El interior del vehículo está enriquecido por pantallas OLED, una instrumentación digital, materiales premium y un sistema de sonido Bang & Olufsen.

Estéticamente el Audi A8 mantiene una línea continuista respecto a otros modelos de la marca. La parrilla frontal ha sido rediseñada, al igual que los faros traseros. Los laterales del vehículo ahora muestran líneas más marcadas y paralelas, lo que otorga al vehículo de cierta agresividad.

El Audi A8 se podrá adquirir después de verano, y su precio partirá de los 97.500 euros para la versión 3.0 TDI.