Es una constante, sobre todo en grandes ciudades y en bloques de apartamentos de sin portero físico: si no estás en casa, te quedas sin la entrega (aunque en muchas ocasiones también aunque te pase el día en casa), por lo que al final la experiencia de compra online queda empañada por lo que se conoce como la última milla, por lo que Amazon quiere solucionar de un plumazo este problema y de paso, agilizar la entrega universal.

The Hub, que así se llama el invento, no es para nada nuevo. Y de hecho Correos ya lo usa en España en algunos puntos como gasolineras o sus centros logísticos, y sobre el papel, es una evolución del apartado postal tradicional, solo que llega de manos de Amazon que ya sabemos la facilidad que tienen para agilizar la universalización de este tipo de soluciones.

Básicamente, se trata de una serie de lockers o taquillas enfocada a su instalación en bloques de apartamentos o viviendas que no cuentan con un portero físico o departamento de recepción de mensajería, así como para hubs de empresas que puede centralizar en un mismo punto la entrega de paquetes para su empleados.

Funciona de la siguiente forma: en mensajero deposita el paquete y, cuando está listo para su recogida, el usuario es notificado, ingresa un código de recogida en el sistema y la puerta correspondiente se abrirá con el paquete dentro, todo centralizado dentro del servicios de entregas de Amazon y universal para todas las empresas de mensajería, que además ayudaría a mejorar la percepción que tienen los usuarios de las mismas.

De momento The Hub está disponible tanto para interiores y exteriores en cuatro colores y ya se puede solicitar en Estados Unidos, sin fecha todavía para otros países. Los tamaños empiezan en el Starter Hub, un modelo de 42 compartimentos con un módulo de expansión adicional que agrega otros 23. Eso sí, se desconoce el precio de instalación de este producto.