A comienzos de año, la comunidad LGBTQ detectó que los algoritmos de YouTube ocultaban sus vídeos con el modo restrictivo activo, incluso cuando no incluían contenidos para adultos. La filial de Google reconoció el error, pidió disculpas públicamente y prometió solventar el error.

Ahora, YouTube ha detallado mediante un post en su blog oficial algunos de los cambios que la compañía ha realizado para resolver la situación y hacer sus políticas más inclusivas con esta clase de colectivos.

Los responsables de solventar el error consultaron a docenas de empleados y creadores de contenido LGBTQ para obtener feedback y mejorar el comportamiento del modo restrictivo frente a este tipo de contenidos. YouTube asegura que los cambios ya han sido aplicados en los algoritmos y que, con el paso del tiempo, el funcionamiento ira mejorando de forma progresiva conforme el sistema comprenda mejor el contenido de estos vídeos.

Además de los cambios en el algoritmo y en sus políticas, YouTube ha iniciado una serie de programas y sesiones enfocadas en la inclusión de estos colectivos

Actualmente, más de 12 millones de vídeos nuevos —entre los que se incluye contenido LGBTQ— están disponibles en el modo restrictivo. También han actualizado las guías para permitir contenidos de personas que han sufrido discriminación o violencia —siempre que no se muestre material gráfico—.

Además de estos cambios, la compañía también invita a los creadores y usuarios a contactar con el equipo de soporte de YouTube cuando determinados vídeos sean filtrados erróneamente. Esto permitirá que los sistemas de restricción automáticos mejoren de forma progresiva.

El modo restrictivo fue creado por YouTube para filtrar contenido para adultos en ordenadores de instituciones públicas y/o escuelas, donde contenidos relacionados con la violencia son inapropiados. Este filtro, erróneamente, también filtraba contenidos de colectivos LGBTQ en los que no se reproducía ninguna clase de material para adultos.