Steven Peeters y Joeri Cools **han logrado recorrer 901,2 kilómetros con un Tesla Model S** P100D sin recargar su batería. La cifra casi duplica lo establecido por la EPA, que fijó la autonomía del Tesla Model S en 539 kilómetros para su modelo de mayor capacidad (batería de 100 KWh).

Para lograrlo, **condujeron a una media de 40 km/h,** logrando el consumo más bajo jamás registrado: 88 Wh/km. Lo hicieron con un recorrido cerrado en Bélgica, comenzando en el punto de carga y finalizando en el mismo punto. Este sistema les ha permitido batir el [*record* establecido anteriormente](https://electrek.co/2015/09/16/a-tesla-model-s-85d-owner-traveled-over-550-miles-on-single-charge/): 885 kilómetros.

Las condiciones no son las habituales. En este tipo de retos se conduce controlando al máximo todos los parámetros del vehículo.

Ante tal logro, **Elon Musk ha asegurado que el P100D, con los neumáticos adecuados, podría ser capaz de alcanzar incluso los 1.000 kilómetros de autonomía.** No obstante, este tipo de logros se hacen en condiciones determinadas, alejadas del uso habitual del vehículo: ningún sistema de climatización activo, temperatura ambiente óptima, velocidades controladas, aprovechamiento máximo de la frenada regenerativa, etc. Un nivel de control lejos de lo habitual.

Pese a ello, que un Model S supere los 900 kilómetros de autonomía —considerando las numerosas críticas a las autonomías de los vehículos eléctricos— es un logro sin duda destacable.