La realidad aumentada parece que va a ser la próxima frontera tecnológica que venga a cambiar la forma en la que interaccionamos con los dispositivos móviles y el entorno. De momento, Apple ya ha planteado los primeros pasos de su propuesta, y todo parece indicar que será uno de los elementos novedosos del próximo iPhone, y una apuesta más que interesante sobre todo en el mundo del entretenimiento. Microsoft con sus HoloLens también ha hecho lo propio, y parece que veremos a más fabricantes sumarse a este nuevo dorado.

Es por ello que la interacción entre el entorno y la experiencia digital está empezando a ser una pieza fundamental para las tecnológicas tras la irrupción de Snapchat y las Historias de Instagram. De hecho, con la llegada de las Spectacles para potenciar ese compartimiento de la realidad, ha dado paso a nuevo nicho de negocio que busca explotar esa mezcla de realidad y virtualidad.

Las Spectacles actuales, de momento, no serán rentables para Snapchat, pero la compañía se está preparando para ese futuro en el que la realidad aumentada quiere convertirse en el próximo smartphone, en el próximo modelo de negocio multimillonario para el que a día de hoy cada uno está buscando su propuesta de mercado. La de Snap es, por tanto, y según apuntan fuentes cercanas a la compañía, un modelo de Spectacles con capacidades de realidad aumentada para potenciar lo que estamos viendo y se está grabando.

De momento, según podemos leer en TechCrunch, el próximo modelo de Spectacles con realidad aumentada es un secreto hasta dentro de la propia compañía. Aunque se sabe que es un proyecto que está siendo tratado de forma muy diferente a las primeras gafas, se desconoce si en términos de diseño o funcionalidad, más allá de las mencionadas capacidades para realidad aumentada, será parecido o diferente.

De momento, la app para soportar está funcionalidad está preparada y la patente de las gafas ya está aprobada. Eso sí, cuándo llegarán al mercado es todavía un misterio, pero dada la competencia de Snap, no debería tardar mucho.