Trump

Gage Skidmore (Flickr)

En mayo de 2017, el término Covfefe se convirtió en un fenómeno viral gracias al presidente Donald Trump. En un tuit, el magnate tuvo un error tipográfico y pudo confundir la palabra coverage, cobertura en inglés, por Covfefe. A pesar de que Trump borró la publicación poco después, el tuit estuvo publicado el tiempo suficiente para que lo compartieran millones de personas. Poco después, el presidente de Estados Unidos volvió a tuitear al respecto, y animó a sus seguidores a especular sobre el significado del término.

Antes de ser elegido mandatario estadounidense, Trump empezó a utilizar Twitter como una herramienta política y, después de jurar su cargo como presidente, la red social se ha convertido en el principal medio de información sobre sus reformas y opiniones. Un nuevo proyecto de ley presentado por el diputado demócrata Mike Quigley pretende que todos los tuits de Donald Trump, hasta los que han sido motivo de polémica desde que asumió el cargo, queden documentados en los registros nacionales de Estados Unidos.

La Ley de Registros Presidenciales incluiría las redes sociales en los archivos de la nación y estaría enmendada por la ley Communications Over Various Feeds Electronically for Engagement (Comunicaciones sobre varias Vías Electrónicas para su Compromiso), el acta que casualmente tiene las mismas iniciales que el término utilizado por Donald Trump, Covfefe.

De ser aprobado el proyecto de ley, todas las publicaciones del presidente de Estados Unidos deberán ser guardadas y la eliminación de los tuits se convertiría en un acto ilegal. En un comunicado, Mike Quingley apuntó:

El uso frecuente y sin filtros de la cuenta personal de Twitter del Presidente Trump como un medio de comunicación oficial no tiene precedentes. Si el Presidente va a utilizar las redes sociales para hacer repentinas proclamas de políticas públicas, debemos asegurarnos de que estas declaraciones son documentadas y preservadas para el futuro. Los tuits son poderosos, y el Presidente debe ser responsable de cada publicación.

El secretario de prensa, Sean Spicer, admitió que el uso que le da Donald Trump a Twitter se ha convertido en una herramienta muy efectiva para hablar con los ciudadanos y ha señalado que el término Covfefe fue utilizado por el presidente intencionalmente. Spicer afirmó que Trump y un grupo de personas entendió perfectamente el significado del tuit que todos tomaron como un error de escritura.

Algunas figuras de la política estadounidense han mostrado sus dudas respecto a la seriedad de las publicaciones de Donald Trump pero la Casa Blanca aclaró que deben ser tomados como documentos de comunicación oficial del presidente.

El proyecto de ley Covfefe ha sido la segunda vez que se propone una ley en la que su acrónimo tiene un relación directa con el presidente Trump. La ley de apertura del Gobierno, MAR-A-LAGO, por sus siglas en inglés, es también el lujoso club privado del magnate en Palm Beach, Florida.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.