Nvidia va a por toda con el coche autónomo. Toyota, Audi, Tesla, Mercedes, Baidu, Honda, BMW o Luxgen son solo algunos de los fabricantes que tienes asociación directa con la compañía para que esta les provea tecnología y hardware que sea capaz de controlar sistema de conducción autónoma y potenciar, valga la redundancia, la autonomía de sus prototipos autónomos para participar en la carrera ganadora de esta tecnología que está a día de hoy en la punta de la innovación en el mercado del automóvil.

Ahora es Volvo quién anuncia una nueva iniciativa para poner en pista un nuevo modelo de coche autónomo en 2021. Es una ventana de tiempo corta para el desarrollo de una tecnología que está 100% preparada para alcanzar la autonomía y para llegar a los concesionarios, pero Volvo ha querido reunirse con algunos de los partners más importantes del mercado para desarrollar la tecnología necesaria: Autoliv para los sistemas de seguridad y... Nvidia, como el resto de fabricantes punteros del mercado, para desarrollar la potencia de cálculo necesita.

En este sentido, parece que Nvidia se ha convertido en el actor más importante del mercado del coche autónomo, al menos en los que se refiere a la tecnología necesaria para el procesamiento de los datos que necesitan los coches autónomos que los diferentes fabricantes están desarrollando a día de hoy. Nvidia ha dado el salto de convertirse en la más importante compañía de GPUs del mundo a la más importante en procesamiento y hardware para coches autónomos, al menos en lo que a cómputo y calculo se refiere.

De momento habrá que esperar para comprobar el alcance de esta asociación, pero desde luego no es la primera vez que Volvo y Nvidia trabajan juntas en el coche autónomo: ambas ya han desarrollado sobre la plataforma PX de Nvidia, un programa piloto de coche autónomo llamado “Drive Me, aunque eso sí, puramente experimental, a diferencia de esta nueva asociación que quiere poner un coche autónomo en el mercado.