La fuga de directivos en Uber está empezando a alcanzar unos tintes dramáticos. La resaca de la renuncia del CEO de Uber por excelencia, Travis Kalanick, aún no se ha asumido del todo y ya hay una nueva baja en las filas de la tecnológica. Bill Gurley, uno de los que más presionó para la marcha del ex CEO, también abandona la compañía según una información de Bloomberg.

La herencia de Kalanick en la junta ha sido cuanto menos controvertida, especialmente por los comentarios que se han ido sucediendo por parte de todas las partes implicadas. Por un lado, la propia junta de la compañía fue la que presionó para la marcha de su CEO, lo cual no ha debido sentar bien al fundador de la compañía. El hecho de que los cinco inversores principales de la empresa no estén del lado del líder natural ha sido todo un mazazo para la cultura corporativa de Uber. Ya de por sí maltrecha por las acusaciones de sexismo iniciadas por Susan Fowler hace unos meses y que desataron la polémica dentro de la compañía. Desde ese momento las cabezas empezaron a rodar, una tras otra, con las dimisiones del propio CEO, su mano derecha Emil Michael y Bonderman.

Ahora llega el caso de Gurley, el dilema es especialmente controvertido, ya que este ha sido el mayor crítico del posicionamiento de Kalanick respecto a las polémicas de la compañía. Y, por extensión, el que primero nombró la partida del CEO como una posibilidad necesaria e indefinida; según su idea, el futuro de la tecnológica no estaba ligado este personaje. Gurley fue uno de los primeros en subirse al tren del concepto de Uber; se podría decir que ha sido de los mayores fanáticos de la compañía y, desde el minuto uno, ha encauzado el curso de la empresa. Gracias a su labor, la mayor parte de los actuales ejecutivos (los que quedan tras la criba) se unieron a la empresa.

En cualquier caso, es curiosa la partida de Gurley después de haber conseguido lo que venía trabajándose desde hacía meses y siendo uno de los más fieles seguidores de la empresa. Lo que sí está claro es que Uber necesita una filosofía de empresa de forma urgente.