Parece que se empieza a apuntar, esta vez desde organismos oficiales, a la opaca Corea del Norte de estar detrás del ataque de WannaCry que afectó a un gran número de países y empresas. Y es que la NSA tiene razones para creer que Corea del Norte está detrás del ataque, sumándose a una serie de investigadores y expertos en ciberseguridad que ya apuntaron al país asiático en los días posteriores al ataque por los restos de código encontrados que era similares a los de otros ataques iniciados allí.

Y es que según apunta el Washington Post la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos tiene una confianza moderada en que los piratas informáticos que pusieron en marcha el WannaCry estuvieran patrocinados por la agencia de espionaje de Corea del Norte. Aunque en el informe donde la NSA hace una relación de los diferentes hechos que le llevan a pensar la autoría, a modo de patrocinio de Corea del Norte, no es público, parece que las conexiones se han ido filtrando a la prensa.

Esto se suma a las pesquisas que hace meses salieron a la luz tras localizar varios investigadores reputando trazas de código en el malware que compartía código con un backdoor conocido como Contopee, utilizado por el grupo de hackers Lazarus, que supuestamente están patrocinados por Corea del Norte.

De momento, no se espera que el informe se haga público, pero el hecho de que una una agencia como la NSA apunte a corea del norte, aunque sea con "confianza moderada", significa que tienen pruebas de que al menos hay una conexión plausible. No es la primera vez, no obstante, que una agencia americana apunta a Corea del Norte como autora o patrocinadora de una ataque informático pero, desde luego, es la primera vez que llegó de una forma tan amplia a enemigos y aliados del país asiático.