Ustedes y yo estuvimos pensándolo durante toda la presentación, en silencio, estuvo siempre en nuestras cabezas pero no fuimos capaces de decirlo en voz alta. Esperábamos que Craig Federighi hiciera alguna mención del tema durante la presentación, pero sabíamos perfectamente que jamás hablaría de un detalle tan pequeño pero tan importante para muchos de nosotros.

iOS 10 nos ha dado muchas cosas buenas, pero también nos regaló un bug, un error, un fallo... que es como una pequeña espina en el dedo pulgar. Como una piedra pequeñísima dentro del zapato, que nos molesta un poquito al caminar. Ese fallo mínimo que nos molesta a todos aquellos que vamos a la oficina. Sí, a la oficina.

Ustedes, quienes usan un iPhone o un iPad, saben perfectamente a lo que me refiero y lo molesto que es. El autocorrector de iOS 10, cuando escribimos la oficina lo cambia a La Oficina, reemplazando la L y la O a mayúsculas siempre, sin forma alguna de impedirlo, de cambiarlo o corregirlo. Es como caminar por una playa descalzo, relajado y disfrutando del sol y del mar, y sin querer pisar una concha. Hace muchos años que no escucho Megadeth, pero desde que actualicé a iOS 10, Angry Again viene a mi mente varias veces al día.

Es tan molesto que inclusive existe una petición en Change.org para pedirle a Apple que deje de hacerlo. Es una petición mucho más válida que la gran mayoría de cosas que se publican en esa plataforma, pero es un problema tan tonto, tan de primer mundo, que apenas tiene 41 firmas. Todos firmaríamos, no me cabe duda, pero nos da vergüenza admitirlo, como aquellos días que miramos Bailando por un Sueño, Gran Hermano o el reality de las Kardashian pero éramos muy dignos para aceptarlo.

Apple ha escuchado el dolor en silencio que sufrimos millones. Tal vez detectaron cómo cambia nuestro ritmo de respiración cuando el autocorrector decide reemplazar la oficina por La Oficina. Tal vez detectaron la aceleración del ritmo cardiaco a quienes usamos un Apple Watch cuando esto ocurre. Tal vez Tim Cook escribe todos los días en español con sus amigos, en secreto y también sufre, como nosotros, en secreto.

Sea lo que sea, iOS 11 trae importantes mejoras en el teclado y dejará de corregir la oficina por La Oficina y con eso, el balance de la fuerza se ha restaurado. Gracias Craig.